La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) ha hecho públicos los datos de Lectura del Informe Pisa que no se publicaron el pasado 3 de diciembre. En ellos, España cae 19 puntos respecto al último informe (496 en 2015 y 477 en 2018, en su peor resultado en 14 años), lo que equivale a medio curso escolar. 

Noticias relacionadas

Con estos resultados, España cae por debajo del promedio de Lectura de los países de la OCDE, que se sitúa en 487. Por Comunidades, las mejores paradas y las que superan este baremo son Castilla y León (497); Asturias (495); Galicia (494), Aragón (490), Cataluña (484), Cantabria (483), Murcia (481) y Baleares (479). 

Las que mayor 'batacazo se dan son la Comunidad de Madrid, que pierde 46 puntos respecto al anterior informe; y Navarra, que hace lo propio con 42 puntos. País Vasco, la Comunidad Valenciana, Canarias, La Rioja, Andalucía, Extremadura, Melilla y Ceuta también tiene un índice lector inferior al del anterior informe de 2015. 

Lectura.

En cuanto a países, España se sitúa por detrás de países como Letonia, Croacia o Bélgica y por encima de Italia, Islandia o Grecia. 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) atribuye estos malos resultados a las anomalías detectadas a que "varios estudiantes se mostraron negativamente dispuestos hacia la prueba PISA y no hicieron todo lo posible para demostrar su competencia" porque la evaluación coincidió con otros exámenes de la ESO.

Así explica ahora el organismo las causas del comportamiento "anómalo" de las respuestas a la prueba de lectura que, a su juicio, no reflejaban "el nivel real de competencia de los estudiantes".

Cerca de 40.000 alumnos de 1.102 institutos de todas las comunidades españolas participaron en 2018 en las pruebas del Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, conocido como PISA por sus siglas en inglés, que desde el año 2000 evalúa las capacidades de estudiantes de todo el mundo en lectura, matemáticas y ciencias.

Las pruebas del Informe PISA están destinadas a alumnos de 15 años, justo cuando se acercan a terminar la educación obligatoria, y se realizan cada tres años. En España, las pruebas se aplican en todas las comunidades autónomas con una muestra ampliada de unos 50 centros en cada región que permitirá obtener resultados autonómicos. La elección de los centros es aleatoria, y del mismo modo se seleccionan, por azar, los 42 alumnos que hacen la prueba en cada instituto.

Pospone los próximos informes

La OCDE ha informado de que va a posponer las pruebas y la publicación de resultados de los dos próximos informes PISA sobre la educación, a causa de los efectos de la pandemia de la Covid-19.

De esta manera, los estudiantes se someterán a las pruebas para el próximo estudio en 2022, y no en 2021 como estaba previsto, y los resultados serán difundidos en diciembre de 2023.

De igual forma, el siguiente informe PISA se publicará en 2026 y no en 2025 como se había planeado, según informó la Organización para el Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en un comunicado,

Las pruebas de PISA se realizan cada trienio entre alumnos de 15 años de diferentes países y examinan su rendimiento en áreas temáticas clave como lectura, matemáticas y ciencias.