Las mascarillas se han convertido en un objeto necesario —y obligatorio— para frenar la propagación de la Covid-19, la enfermedad que mantiene en jaque a España y a todo el mundo. Por ello, los consumidores las añaden a su carrito de la compra habitual cada vez que van a su supermercado de confianza o a las farmacias. Pero, en este país, cada mascarilla quirúrgica se grava con un 21% de IVA y cuesta, de media, 60 céntimos. No obstante, Antonio Luis Cangas y otros muchos españoles que viven cerca de la frontera con Portugal han descubierto una manera de ahorrar en mascarillas: cruzar la frontera y adquirirlas en el vecino país, ya que cada una cuesta 8 céntimos. De hecho, el Gobierno luso le ha puesto sólo un 6% de IVA a este producto sanitario.

Noticias relacionadas

“Yo vivo en Arroyo de San Serván (Badajoz) y tras oír que en Portugal vendían las mascarillas más baratas que en España, me acerqué a comprobarlo y era cierto”, explica Antonio (45 años), en conversación telefónica con EL ESPAÑOL. Y es que este auxiliar administrativo extremeño, tras una reunión de trabajo en Badajoz, acudió al municipio portugués de Elvas, a 14 kilómetros de la ciudad y se adentró en el hipermercado Continente a mirar si eran ciertos los precios de las mascarillas.

Y lo eran. “Mi sorpresa, al acudir a la parte donde tienen las mascarillas y los geles hidroalcohólicos, fue que la caja de 50 unidades costaba solamente 4,29 euros, por ello me llevé cinco [250 unidades] y sólo pagué 21,45 euros”, se sincera Antonio. En otras palabras, este extremeño ha adquirido en Portugal cada mascarilla quirúrgica a sólo 8 céntimos. Y, al parecer, son muchos los españoles los que cruzan la frontera cada semana para adquirir su alijo de mascarillas.

Las cinco cajas de 50 unidades que adquirió Antonio en Portugal por 21,45 euros, junto a su ticket. CEDIDA

Antonio, de hecho, asegura que “en las cajas había colas de españoles que aprovechan los precios portugueses para llevarse varias cajas de mascarillas a casa. De hecho, al salir e ir hacia mi coche vi en el parking incontables vehículos con matrícula española”. Si bien es cierto que Antonio no vive al lado de la frontera —está a 65 kilómetros de su hogar—, cuenta que vale la pena ir hasta el vecino país a comprar mascarillas para ahorrar. “Para la gente de la ciudad de Badajoz tiene que ser una maravilla, porque están a escasos kilómetros de Portugal”, opina.

Un gran ahorro

Pero Antonio no es la única persona que se ha dado cuenta de de esta manera de ahorrar y más sabiendo que España y Portugal comparten 1.214 kilómetros de frontera. De hecho, esta semana se ha viralizado un vídeo a través de las redes sociales en el que un consumidor español contaba que había comprado varios paquetes de 20 mascarillas quirúrgicas a 1,74 euros cada uno, es decir, 8 céntimos la unidad. Es más, el hombre dejaba un recado y opinaba: “Señores políticos, así se lucha contra el coronavirus”.

Este hombre estaba de viaje y paró en un supermercado portugués a “comprar el pan” y, aparte de él, se llevó a casa 200 mascarillas por 17,40 euros. Si bien es cierto que el precio medio en los supermercados españoles es de 60 céntimos cada mascarilla quirúrgica, cabe destacar que es un precio indicativo, ya que la Comisión Nacional de Precios de Medicamentos fijó el pasado marzo el precio máximo de cada una en 96 céntimos.

Es decir, las 250 mascarillas que compró Antonio a 21,45 euros en el municipio portugués de Elvas le hubiesen podido costar en España 240 euros. Y, las 200 que compró el hombre del vídeo viral por 17,4 euros, le hubiesen costado a este lado de la frontera 192 euros. La diferencia de precios en pocos kilómetros demuestra que los consumidores españoles pueden a llegar a pagar hasta 10 veces más por el ya popular producto sanitario.

El IVA en Europa

Lo cierto es que España es el país de la Unión Europea con el IVA más alto para las mascarillas. Concretamente, el gravamen se fija en un 21%, mientras que en Portugal, el Gobierno luso redujo en abril el IVA al 6% o, en Francia, el Ejecutivo de Emmanuel Macron fijó la tasa en 5,5%.

Otros países europeos como Italia o Países Bajos han despojado del IVA a las mascarillas y lo han puesto en un 0%. En el caso italiano, la medida durará hasta 2021, año en el que subirán la tasa de este producto hasta el 5,5%. En Bélgica, por ejemplo, el impuesto es del 6%.

Dos mujeres pasean por la calle con mascarillas. EP

Pese a todo, el Gobierno de España no contempla bajar el IVA de las mascarillas, ya que argumentan que “es cosa de Europa”, a pesar de que otros países de la Unión Europea han bajado la tasa. Es más, el pasado viernes, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, indicaba que “en todas las materias que tienen que ver con el IVA hay un reglamento europeo” que “impide” bajar el IVA de las mascarillas.

Aún así, desde que estalló la pandemia han sido varios los actores, como Change.org o el partido Ciudadanos, los que han intentado bajar el IVA de las mascarillas en España al 4% sin conseguir que la petición llegue a cristalizar. Mientras tanto, la realidad refleja que Antonio y otros muchos consumidores españoles que viven cerca de la frontera aprovechan su situación geográfica para acudir a Portugal a adquirir este producto sanitario básico. Les cuesta 8 céntimos cada mascarilla, pues su IVA sólo es del 6%.