Cuando se decretó el estado de alarma por la crisis del coronavirus, muchos supermercados, como Mercadona, obligaron a sus clientes a ponerse guantes de plástico (o incluso bolsas en las manos, en el caso de Dia) por prevención, pese a la incomodidad de estar paseándose con las manos sudadas durante lo que dure nuestra compra. Cosas de la pandemia que nos ha cambiado la vida.   

Noticias relacionadas

Así ha sido durante varios meses, pero ahora Mercadona ha librado a sus clientes de llevar guantes. Los dispensadores de guantes de plástico han desaparecido de los accesos a los supermercados de Juan Roig, algo que muchos clientes han agradecido por lo incómodos que resultan. 

¿A qué se debe esto? Una clienta habitual le preguntó esto a Mercadona a través de Twitter para aclarar el porqué de esta nueva medida. La cadena ha respondido que se debe principalmente a dos razones.

En primer lugar, por una cuestión medioambiental. Con esta medido Mercadona pretende evitar el aumento de los residuos plásticos. Cabe recordar que el uso de guantes y mascarillas de un solo uso ha generado un gran número de críticas por parte de organizaciones ecologistas. De hecho, no es difícil encontrarse estos residuos en el mar. 

Por otro lado, una cuestión sanitaria. Según lo poco que se va sabiendo de este nuevo virus, todo indica que el uso de guantes no es necesario. Los expertos siguen recomendando el lavado y la desinfección de manos.

Los guantes ya no, pero las mascarillas siguen siendo obligatorias, así como intentar mantener la distancia interpersonal. Los guantes siguen siendo obligatorios para seleccionar la fruta y la verdura. 

Este es el único cambio que se ha producido respecto a su política para prevenir el coronavirus: ampliando su oferta de mascarillas (ahora ya venden para niños). El resto de medidas siguen vigentes, como la controvertida de darle la vuelta al carro al pasar por caja y, por supuesto, la obligatoriedad de mantener la distancia de seguridad y el uso de gel hidroalcohólico.