Mercadona, con la llegada del verano y de las vacaciones, ha recuperado su servicio de zumo de naranja recién exprimido, puesto en cuarentena desde que el 14 de marzo se decretara el estado de alarma por el coronavirus. Ahora, la cadena de supermercados valenciana presidida por Juan Roig lo ha vuelto a poner en marcha en 600 de las 1.636 superficies que tiene repartidas por toda España. 

Noticias relacionadas

Su idea, con el fin de la desescalada y la nueva normalidad vigente, es que el servicio vuelva a estar disponible en todos sus establecimientos en los próximos meses. De esta forma, la cadena de supermercados valenciana podría llegar con sus servicios compartidos activos a septiembre. Es decir, con las máquinas de zumo recién exprimido a pleno rendimiento y también con su 'Listo para comer', sólo disponible en determinadas tiendas a medio gas (no tienen disponible, por ejemplo, el servicio de ensaladas). 

Sin duda, con esta noticia, Mercadona recupera uno de los servicios que la han ayudado a crecer durante el último año. La cadena valenciana fue la primera en implementar el zumo de naranja recién exprimido en sus supermercados y después le siguieron otros muchos supermercados: Lidl, Aldi, Alcampo, El Corte Inglés... 

Mercadona vende el zumo de naranja recién exprimido en tres formatos: botellas de 250 mililitros, de 500 y de 1 litro. El proveedor de sus marcas es Zumex, una de las dos empresas que se reparten el mercado de máquinas de zumo -la otra es Zummo-. 

Asimismo, ha vuelto a reactivar el servicio de compra a domicilio a través de su web en 13 comunidades, suprimido también con el decreto del estado de alarma. Ahora, vuelve a estar disponible en Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Aragón, Castilla y León, La Rioja, Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia e Islas Canarias. 

Recupera horarios

Este lunes, además, Mercadona ha recuperado el horario habitual que tenía antes de que se decretase el estado de alarma: de 9 de la mañana a 9:30 horas de la noche sin interrupción. Eso sí, los sábados, domingos y festivos seguirá con los establecimientos cerrados, salvo excepciones. 

Eso sí, lo que no cambia son las medidas de higiene para evitar que se propague el coronavirus: seguirá siendo obligatorio llevar mascarilla, mantener la distancia, llevar guantes (que Mercadona proporciona en la entrada) y darle la vuelta al carro cuando se pase por caja. Tampoco se podrán adquirir más de dos paquetes de mascarillas -con el objetivo de que no se acaben- y el aforo seguirá regulado.