La noche del pasado 28 de julio, un interno de la prisión de Ocaña I, situada en la provincia de Toledo, salió de permiso penitenciario. Y, tras volver, el preso "de edad avanzada", según la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) comenzó a tener síntomas compatibles con el Covid-19. Fue cuando lo trasladaron al Hospital Virgen de Salud, situado en la capital de Castilla-La Mancha y dio positivo. Por protocolo, Instituciones Penitenciarias han aislado a todo su módulo, compuesto por 83 internos

Noticias relacionadas

También han sido aislado, por precaución, seis funcionarios. Según informa a EL ESPAÑOL, la responsable de instituciones penitenciarias de CSIF Castilla-La Mancha, Natalia Plaza, la situación "está controlada" y "los presos, pese a que están es su celdas aislados están bien". Los seis funcionarios, también se encuentran sin síntomas en sus casas a la espera de que les practiquen nuevas pruebas. De momento, no ha habido nuevos positivos confirmados.

Pese a ello, fuentes penitenciarias rebelan a este diario que ya han llegado 200 pruebas tipo PCR para controlar la salud de los internos. Pese a ello, las citadas fuentes se quejan de que "a los funcionarios no les van a hacer ninguna prueba y que todos lo recursos se van a destinar a los presos". Es decir, pese a que conviven en la misma prisión, los funcionarios, de momento, no serán sometidos a las pruebas.

"Entre siete y diez días"

Asimismo, según ha explicado Plaza, responsable de institucionales penitenciarias, se tendrá a los presos aislados "entre siete y diez días" y los servicios médicos de la prisión "controlarán la temperatura de los internos y estarán atentos a posibles anomalías".

La comida, por su parte, será repartida a cada interno en su celda y le prohibirá el régimen de visitas o posibles salidas, al menos, hasta que hayan pasado la cuarentena establecida por el protocolo. Pese a ello, el CSIF se queja con ahínco de la "celeridad" con la que han reabierto las prisiones.

Por ello, reclaman desde CSIF "la necesidad de cumplir escrupulosamente con las medidas de seguridad tomadas por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y actualizadas el pasado 23 de julio".