El humor está bien, pero cuando la gracia está fuera de lugar tiene sus consecuencias. Eso le ha pasado a un grupo de diez personas en Utrera, quienes han incumplido el confinamiento, para una parodia de un procesión de Semana Santa en plena calle. Por ello, la Policía ha tenido que denunciarlas por saltarse la obligación de estar en casa decretada por el Gobierno de España para frenar la la expansión del coronavirus. Una situación de excepcionalidad que durará -mínimo- hasta el 11 de abril, ya que el Congreso de los Diputados lo ha avalado. 

Noticias relacionadas

Este suceso, sin embargo, ha sido grabado en vídeo. En él, parecen dos personas vestidas con las tradicionales túnicas presentes en multitud de procesiones de Semana Santa en toda España. También, se ve a una mujer vestida de negro con un mantilla y a una chica que alza un paso con una cruz casera. La joven es animada por un hombre que le grita "¡Al cielo con ella!" para que eleve la cruz, entre los aplausos de los presentes.

La marcha se realiza por el pueblo con música. Por su parte, La Hermandad de la Quinta Angustia de Utrera ha denunciado el uso de su hábito nazareno a través de un misiva. El Hermano Mayor, Miguel Ángel Falcón, dice en ella que es una "falta de respeto" y una irresponsabilidad incumplir la cuarentena. 

La Hermandad pondrá en manos de la Benemérita lo necesario para denunciar la parodia. La entidad pondrá en manos de la Guardia Civil lo necesario para denunciar la parodia. La entidad "ya ha puesto a disposición de la Guardia Civil toda la información necesaria para interponer la correspondiente denuncia". El Hermano Mayo también ha explicado que "va a poner en marcha las sanciones oportunas que estén recogidas en nuestras reglas" porque "se ha menospreciado algo tan sagrado para nosotros como es el hábito penitencial".

Por su parte, la propia Subdelegación del Gobierno de Sevilla ha publicado a través de Twitter el vídeo para denunciar esa procesión y, sobre todo, no haberse quedado en casa. "Así no", concluye la Administración Pública.