En los últimos meses, en nuestro país, se ha producido un aumento considerable de accidentes de tráfico protagonizados por furgonetas. En concreto, el porcentaje de accidentes en los que había al menos este tipo de vehículos implicados ha pasado de ser de un 8,6% en 2013 a un 11% en 2018. Es decir, las furgonetas estuvieron implicadas en 2018 en 10.844 accidentes con víctimas, en los que fallecieron 234 personas y 81 eran los ocupantes de las mismas.

Noticias relacionadas

Durante todos estos días y hasta el día 31 de octubre, las furgonetas estarán en el punto de mira y, por tanto, se intensificarán los controles de tráfico para evitar que los accidentes sigan aumentando. Por su parte, a partir del jueves la vigilancia estará centrada en el aumento del tráfico por culpa del puente del 1 de noviembre. Durante estos cuatro primeros días de la semana, se instalarán puntos de control en distintos kilómetros donde se produce una mayor siniestralidad de las furgonetas. Se tendrán en cuenta la velocidad a la que se circule, la matriculación del vehículo y la documentación del conductor, así como la carga transportada. 

También, se tendrá en cuenta que la furgoneta ha pasado la correspondiente Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y si el conductor circula con presencia de alcohol y drogas. Lo cierto es que para conducir furgonetas no se requiere un permiso de conducir distinto al de automóviles. Aun así, sí que es cierto que muchos conductores utilizan las mismas para transportar grandes cantidades de mercancía