Una de las primeras iniciativas en materia educativa de esta legislatura la anunció este martes la ministra de Sanidad, Igualdad y Asuntos Sociales ante el “asombro” del ministerio de Educación. Dolors Montserrat reveló, sin el visto bueno del ministro Méndez de Vigo, que se creará un programa Erasmus nacional para que alumnos de ESO y Bachillerato puedan estudiar durante el curso en una ciudad distinta a la suya. Una medida que ha sido criticada por la comunidad educativa por carecer de la información suficiente para su puesta en marcha.

Noticias relacionadas

Era la primera comparecencia en la Comisión de Sanidad de la ministra Montserrat y aunque trazó la hoja de ruta que pretende llevar a cabo al frente del ministerio durante esta legislatura, la bomba cayó cuando anunció el programa Cervantes, un Erasmus dentro de nuestras fronteras dirigido a alumnos de 3º y 4º de ESO y 1 y 2º de Bachillerato. “Un estudiante de Penedés podrá estudiar en Burgo de Osma”, explicó.

A un par de calles del Congreso de los Diputados, en Alcalá nº 20, el ministerio de Educación recibía con “sorpresa” y “asombro” esta medida, según fuentes de la cartera dirigida por Méndez de Vigo. “¿Cómo puede anunciar una iniciativa así a espaldas de Educación? Ese tipo de becas, en todo caso, nos corresponde a nosotros”, comentan a este medio.

Horas más tarde, el ministro de Educación quiso restar valor al anuncio de su compañera en el Consejo de Ministros y tachó la propuesta del Erasmus nacional de una simple “idea” lanzada para “pulsar la opinión” de los parlamentarios: “Los ministros acuden a las cámaras a presentar las ideas que tienen y el objetivo de las comparecencias es ver qué opinan los diputados y senadores”.

No obstante, Méndez de Vigo sí calificó, de nuevo, “la idea” de “enormemente interesante”. “Hay que darle vueltas y hay que ver qué es lo que opina la comunidad educativa”, analizó el ministro.

"¿POR QUÉ QUITARON LAS BECAS SÉNECA?"

No ha bastado mucho para conocer qué opina la comunidad educativa sobre este programa que se parece a las becas Séneca -destinadas a universitarios-. Desde el Sindicato de Estudiantes expresaron su “desconfianza” hacia el anuncio de la ministra. La secretaria general del sindicato que representa a más estudiantes de la Enseñanza pública, Ana García, afirmó que se trata de “una campaña propagandística” con el objetivo de “dar la idea de que los tiempos de recortes han pasado”.

"Si es tan buena idea eso de poder estudiar en otras ciudades, ¿por qué no lo pensaron cuando quitaron las becas Séneca, que eran lo mismo pero para universitarios? El PP las quitó y hoy ya no existen, así que no tenemos confianza en lo que ahora puedan decir", señaló en declaraciones a Europa Press.

Por su parte, la Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) también se mostraron “perplejos” por “el anuncio educativo hecho por la ministra de Sanidad sin que el titular de Educación supiese nada”. El presidente de la CEAPA, José Luis Pazos, explicó a EL ESPAÑOL que esperarán a ver cómo se concreta la medida porque en la práctica es “complicada” llevarla a cabo.

“El ministro se deberá sentar a hablar con las comunidades autónomas porque las competencias en ESO y Bachillerato les corresponden a ellas y no son las mismas en todas las regiones”, aseguró Pazos. "La política de de anuncios sin haberlos estudiado antes no es de recibo".