El pasado domingo Rafa Nadal volvió a poner a toda España delante del televisor para verlo ganar su décimo tercer Roland Garros, el vigésimo Grand Slam de su carrera. Poco importa que los que se congregaban en el salón no fuesen amantes del tenis, el orgullo patrio estaba jugándosela por enésima vez y nadie quiso perdérselo. 

Noticias relacionadas

Su victoria, que es un poco la de todos, le ha valido además otra condecoración: la Gran Cruz de la Orden del Mérito Deportivo. La ministra portavoz, María Jesús Montero, lo anunciaba este martes después del Consejo de Ministros. No obstante, les invitamos a rebobinar de nuevo hasta el domingo y revivir algunos de los momentos del partido con el incombustible José Manuel Soto como comentarista de excepción.

No sabemos si el cantante sevillano está loco por el tenis o solamente por Nadal, pero en el transcurso del duelo entre el balear y Djokovic nos ha ido regalando su particular retransmisión en Twitter. En primer lugar, ha rebautizado al serbio con el sobrenombre de Jesulín que, para qué negarlo, ha estado muy acertado porque ambos guardan un parecido más que razonable.

Además, como no podía ser de otra forma, animaba al tenista español con el mítico "vamos Rafa":

Minutos más tarde, sin poder dejar la política de lado ni un solo segundo, José Manuel Soto analizaba la ausencia del rey en la cita deportiva deslizando que podría ser culpa del presidente Pedro Sánchez:

Con Nadal mirando al cielo de París tras anotar su último punto, Soto gritaba un "viva España y viva Rafael Nadal" acompañado de un elegante "que se jodan todos los pobres desgraciados que nos odian, ¡a mamar!":

Llevado por la alegría del vencedor, Soto hasta compartió un meme que le vino al pelo:

Pero por muy gloriosos que fuesen los tuits anteriores no le llegan a la suela del zapato a su última sentencia sobre el tema, escrita al día siguiente, durante la Hispanidad. Un auténtico análisis sociológico desde la perspectiva de Soto que carga contra la "España acomplejada y mediocre a la que le molesta el éxito de Rafa Nadal igual que Amancio Ortega o Julio Iglesias".

Para el cantante se trata de "la misma España que abomina de Colón, Cortés o Pizarro, la España envidiosa y resentida que se lava poco, la misma que quiere acabar con la Corona y la unidad":

El tuit de Soto ha suscitado miles de reacciones encontradas. Por un lado, aquellos que le dan la razón y, por otro, sus habituales críticos.