El antes y después que mostró Instagram.

El antes y después que mostró Instagram. The Times

La Jungla

Crean una cuenta falsa de una niña de 13 años e Instagram le dice que se opere la cara

En la Jungla. Un experimento ha demostrado cómo la red social muestra publicidad de cirugía estética a cuentas usuarios de 13 años.

Noticias relacionadas

Instagram se ha convertido en la red social más relevante del momento, superando de largo a Twitter y también a Facebook -su empresa madre, estancada en los últimos años-. Posiblemente solo YouTube es capaz de hacerle sombra, especialmente en el público adolescente. Para sectores como la moda no hay una mejor red social. Por eso puede sorprender lo fácil que puede llegar a ser promocionar la cirugía estética entre menores.

El experimento lo ha realizado el diario británico The TimesPara ello creo una cuenta que supuestamente pertenecía a una chica de 13 años, la edad mínima con la que te puedes registrar en Instagram. A continuación comenzaron a seguir a diferentes influencers y personajes televisivos. Al poco rato comenzaron a aparecer en la sección explorar publicaciones que promocionaban la cirugía estética.

Aunque el diario no ha enlazado a las imágenes que se mostraban, sí describe algunas de ellas, por ejemplo una en la que se veía el antes y después de una rinoplastia, con el texto "esta es la diferencia que el trabajo en una nariz puede lograr". Otras mostraban el resultado de operaciones en la mandíbula o promociones y descuentos para rellenos de labios.

Así de fácil es promocionar la cirugía estética entre menores a través de Instagram

Así de fácil es promocionar la cirugía estética entre menores a través de Instagram

También mencionan otro que ofrece el "paquete Kim Kardashian", que incluye retoques en la mandíbula, pómulos y nariz. Es posible que el algoritmo de Instagram considere que pueda ser de interés para los seguidores de la celebrity, sin importar, parece, su edad.

El algoritmo de Facebook hace de las suyas en Instagram

Desde que Facebook compró Instagram en 2012 por 1000 millones de dólares ha ido introduciendo su algoritmo. Primero comenzó alterando la forma de mostrar las fotos, pasando del orden cronológico a este formato en el que se nos muestra lo que más nos interesa -o lo que ellos creen que más nos interesa-. Más tarde se introdujo en hashtags y en la pestaña de explorar, donde se muestran fotos de cuentas que no seguimos según nuestros intereses.

El problema es que llegar a aparecer ahí no es excesivamente complicado si estás dispuesto a jugar sucio. Una de las cosas que más tiene en cuenta el algoritmo a la hora de colocar una publicación en esta destacada posición es el número de likes que tenga. Y una búsqueda rápida en Google nos lleva a una página en la que puedes comprar hasta 250 likes por 2,50 dólares. Los followers, otro elemento importante, también se pueden comprar: 5000 seguidores por 39,99 dólares.

De esta forma con una inversión pequeña puedes tener un retorno importante, especialmente si alcanzas un público tan infuenciable como puede ser el adolescente. Y más si tenemos en cuenta que en España no hay una edad mínima para someterte a la cirugía estética, aunque en muchos casos es necesario el permiso de los padres.

En principio, la introducción de un filtro para que estas publicaciones de este tipo no lleguen a menores no parecería ser un problema para una empresa como Facebook, que como suele ser habitual no ha dado más explicaciones, más allá del manido "nos preocupa mucho el bienestar de nuestra comunidad"

[Más información: Los 15 grandes escándalos de Facebook en su 15 cumpleaños]