Iván llevó a su hijo de 3 años a Urgencias, porque el pequeño tenía dificultades para ir al lavabo. Fue allí donde le recomendaron que lo llevase a visitar al pediatra del turno de la mañana. "Nosotros tenemos el de la tarde, pero me insistieron en que el de la mañana era muy bueno", le cuenta Iván a EL ESPAÑOL. Así lo hizo. 

Noticias relacionadas

El pediatra de la mañana en el Centro de Salud Tejina (Tenerife) es Rodolfo De la Torre, que "ni siquiera tocó al niño. No le hizo un reconocimiento. Me preguntó si le olían los pies, si sudaba de noche, cómo era cuando se cabreaba... Preguntas que no estaban para nada relacionadas con lo que le pasaba a mi hijo. Yo creí que sería porque habría algún cuadro clínico que tuviera que ver con los pies o qué sé yo. Me preguntaba si tenía hermanos, cómo lo había llevado..." recuerda todavía incrédulo Iván.

El doctor De la Torre se vendió como especialista en este tipo de problemas con los críos. Soltó perlas como que "en el esfínter se reflejan las emociones". Respecto al tratamiento adecuado, nada de medicinas. "Lo fácil es recetarte lo que te mandó el pediatra", llegó a decir. Y le habló de unos preparados muy finos que él lleva a cabo. Al acabar, agarró el taco de los post-it rosa. Cogió un boli y le expidió el tratamiento: "3 gránulos de Natrum Muriaticum todas las noches antes de irse a dormir".

Iván muestra el post-it y la reclamación que hizo después

Salieron Iván y su hijo de la consulta con la mosca detrás de la oreja, con la sensación de que acababa de visitar a un curandero. Buscó Iván en Google el Natrum Muriaticum y montó en cólera: le habían recetado un preparado homeopático en lugar de un medicamento. En un post-it Rosa. 

El presidente

Iván reside en La Laguna (Tenerife) y eso le sucedió en el centro médico de Tejina, donde pasa consulta Rodolfo De la Torre. Este hombre, además de ser pediatra en la sanidad pública, se presenta como presidente de la Sociedad Canaria de Homeopatía. Una entidad que no tiene página web ni número de contacto. Con ese cargo ha dado entrevistas para la televisión pública canaria, contando las bondades de su pseudociencia. También consta como vocal en la Asociación Médico-Homeopática de Santa Cruz de Tenerife.

"No le confronté porque salí de la consulta sin saber qué me había prescrito y medio confundido con lo del post-it. Me indigné después cuando supe que lo que me había recetado era sal marina. Creo que por eso me preguntó en un momento dado si mi hijo tendía más a los sabores dulces o salados. Le dije que salados y me dijo que ya tenía claro qué necesitaba el niño. Si le hubiera dicho 'dulce', pues igual me hubiera mandado agua con azúcar", bromea ahora Iván, que cree en la ciencia y rechaza de pleno la homeopatía como tratamiento: "Con otra doctora sí que tuve unas palabras fuertes hace algo más de un año, que me también me recetó lo mismo. Pero esta vez ni reaccioné", concluye. 

Un nuevo concepto de recetas

Lo grave del caso es que la dolencia del niño no era fingida. Iván lo llevó después a otro pediatra, que le identificó síntomas compatibles con lo que podría ser una pequeña fisura anal. Le prescribió un par de medicamentos (esta vez sí, de verdad y escritos en recetas oficiales) y ahora, poco a poco, el pequeño va mejorando. 

"Este es el problema de la homeopatía. No los efectos adversos que pueda causar, que al ser agua diluida no se van a producir. Es el tiempo en el que estamos sometiendo a la persona a un tratamiento que no es médico, es el tiempo que perdemos sin darle un tratamiento adecuado", explica Agustín Amaro, un odontopediatra canario que es el que se encargó de difundir el caso por redes sociales. 

¿Es inocuo?

Respecto a la supuesta ausencia de casos adversos de la homeopatía, no obstante, también empieza a haber desconfianza. Lo dice Emilio Molina, vicepresidente de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP), que apunta un caso reciente en Alemania en el que el preparado homeopático no estaba bien diluido. La sustancia que contenía era la belladona, que puede llegar a ser muy tóxica. Eso llevó al paciente afectado a sufrir una sobredosis de atropina. 

Más casos polémicos sobre la presunta inocuidad de la homeopatía, este más antiguo en el tiempo: en 2016, también en Estados Unidos, la FDA (La Agencia del Medicamento americana) dio la voz de alarma: más de 400 bebés que habían sido tratados con remedios homeopáticos para ayudar a reducir el dolor en sus encías durante la fase de dentición, desarrollaron serios problemas de salud en los seis años siguientes. Sus síntomas fueron convulsiones, dificultad para respirar, vómitos y constipación, de acuerdo con una investigación realizada por la propia FDA. Al menos 10 niños murieron en ese contexto.

De la Torre, a la izquierda, recibido en 2010 por el Presidente del Parlamento canario Parcan

Este medio ha intentado, sin éxito, contactar con todas las partes. El padre del niño nos ha atendido. La Consejería de Salud de Canarias ha reconocido que desconocía el tema y que proceden a revisar el caso, pero que "ese no es el proceder de la Consejería de Salud. Desde aquí solamente apoyamos las decisiones médicas que estén basadas en la ciencia y en la medicina real, como no podría ser de otro modo". También hemos intentado hablar con el homeópata Rodolfo De la Torre, pero no ha habido forma. 

Ninguna de las sociedades canarias de homeopatía a las que representa tienen web ni teléfono. Y los números atribuidos a él no contestan. Parece un patrón bastante recurrente al intentar localizar a De La Torre. Ya le sucedió a un colaborador de Naukas, un blog especializado en desmontar pseudociencias. Intentaron aquí localizar a De la Torre por otro escándalo. El texto es ilustrativo:

"(...) me pongo en contacto con el Presidente de la Sociedad Canaria de Homeopatía, pero en esta ocasión no tengo suerte porque el teléfono que me ha suministrado el Colegio de Médicos corresponde (y aquí va otra obviedad) a un «Centro médico homeopático» y no parece haber nadie que atienda al teléfono… se ve que su servicio telefónico también se encuentra bastante diluido. Sin embargo, el contestador automático de este centro homeopático me regala uno de los ataques de risa más sonoros que he tenido en los últimos meses…

«No podemos atenderle en este momento. Para emergencias homeopáticas pulse el…»

¿Qué?… ¿Cómo se puede tener una emergencia homeopática?, ¿en qué consiste?"

Antivacunas

Más allá de lo difícil que resula localizar a De la Torre, él está muy activo en redes sociales. En su cuenta de Facebook hace proselitismo de la homeopatía, pero también de cierto rechazo a todo lo relativo a la vacuna contra la Covid-19. Un tufo negacionista salpica todas sus publicaciones. Experto en pseudociencias, escéptico con la ciencia. El doctor De la Torre, no obstante, consiguió que la homeopatía metiera la cabeza en la órbita del gobierno insular durante un tiempo. Corría 2010 y hasta el presidente del Parlamento le recibía para escuchar sus iniciativas. 

Pero la receta (o el post-it) salieron de un consultorio público y esto es lo que la Consejería de Salud, tras la información proporcionada por EL ESPAÑOL, va a investigar. Ahora, el hijo de Iván está mejorando, pero fue principalmente porque pidieron una segunda opinión y le dieron medicamentos. Pero mientras se aclara este caso, cuidado si tienen que llevar a sus pequeños al pediatra por Tenerife: pueden salir de allí con una receta de sal en un post-it.