Murcia

Ella era un bellezón murciano, con melena de color negro azabache, y él un atractivo colombiano, tatuajes mediantes. Marta y Kevin se conocieron a los 14 años, cuando ambos eran alumnos del instituto Infanta Elena de Jumilla. Allí pasaron a formar parte de la misma pandilla de amigos, pero se llevaban a matar hasta que hace un año y cuatro meses se enamoraron el uno del otro hasta las trancas. Todo les iba bien salvo por la conducta de 'El Tente', el exnovio de la chica, y Ángelita, la exsuegra, que estaban empeñados en arruinar a toda costa su relación de pareja. 

Noticias relacionadas

"Iban a por Kevin y Marta: no podían salir solos a la calle porque estaban amenazados de muerte desde hace meses", aseguran a EL ESPAÑOL dos familiares de la joven pareja que ha sido rota para siempre después de que Kevin perdiese la vida de forma violenta, al sufrir varias heridas con arma blanca. La tragedia de estos enamorados se produjo en una riña que investiga la Guardia Civil, ocurrida durante la madrugada del sábado, en la calle Miguel de Unamuno de Jumilla.

"Solo queremos que se haga Justicia con este chico porque ha defendido a su novia hasta el último aliento: le dieron dos navajazos y se levantó del suelo para que nadie la tocase hasta que se desplomó porque le salía sangre del estómago como si fuese una fuente", según relata uno de esos familiares. Para habar con este diario pone como condición hacerlo desde el anonimato porque tiene miedo a sufrir represalias por parte de un conocido clan de Jumilla, del que forman parte Inocente, alias 'El Tente', y su madre, Ángeles, conocida como Angelita

En la Calle Miguel de Unamuno de Jumilla se produjo la agresión mortal con arma blanca. Google Maps

El miedo de esta persona está más que justificado por el currículum delictivo de este conocido clan de Jumilla: presuntos delitos de homicidio, tráfico de drogas, atentado a agente de la autoridad... Desde este sábado, este clan se apuntan otro ilícito: la muerte violenta de Kevin, un adolescente colombiano, de 20 años, natural de Santa Rosa de Cabal, pero que cambió la conocida como Ciudad de las Araucarias por Jumilla cuando siendo un niño aterrizó junto a sus padres en tierras murcianas. "Él era el menor de tres hermanos: estudió en el colegio de las monjas".

El sueño de Kevin era montar una barbería, tal y como recuerda apenado este familiar: "Sus padres le iban a ayudar porque había terminado el curso de peluquería, era su vocación y tenía muy buenas manos". De momento, se sacaba un sueldo cortando el pelo en la casa que compartía con su novia, Marta, de 19 años, y que trabajaba de camarera en una cafetería de Jumilla.

"Lo que ellos tenían era amor puro: se fueron a vivir juntos a las dos semanas de comenzar su relación". Marta había vuelto a sonreír tras dejar atrás un tempestuoso noviazgo con 'El Tente', de 19 años. "A los dos meses de dejarle comenzó a salir con Kevin, nunca nos imaginamos que acabarían juntos porque solían discutir desde el instituto a pesar de formar parte de la misma pandilla".

Septiembre: empiezan as amenazas

'El Tente', el exnovio de la joven camarera, y su madre, Angelita, de 39 años, comenzaron supuestamente a acosar a la nueva pareja desde septiembre de 2020: "Ella y otros familiares del clan se pasaban por delante de la casa de Marta y Kevin". La cosa pasó de las intimidaciones a las presuntas amenazas verbales: "Angelita decía que no iba a parar hasta que los matara". De hecho, Marta presentó en un solo mes tres denuncias en el cuartel de la Guardia Civil en Jumilla.

Este familiar no exagera puesto que el móvil sentimental es una de las hipótesis que centra la investigación abierta por el Instituto Armado para esclarecer esta muerte violenta, que ha conmocionado a esta localidad murciana de 25.994 habitantes, situada en la Comarca del Altiplano, al límite con Castilla-La Mancha.

Dos guardias civiles en una foto de archivo conduciendo a un detenido al cuartel de Jumilla. G. C.

"La primera denuncia la puso porque su exnovio, 'El Tente', su exsuegra, Angelita, y otros miembros del clan fueron a pegarles". La segunda tuvo el mismo guion: "El exnovio, su padre y su madre, junto a su pareja y su hermano, iban buscando a Marta y Kevin por Jumilla". La tercera denuncia fue el preludio de la tragedia que se consumó la madrugada del sábado. "Angelita atacó por la espalda a Marta cuando iba a la cafetería a trabajar: la golpeó con el bolso, la tiró al suelo y no le pegó más porque un hombre la auxilió".

En los próximos días estaba previsto que se celebrase el juicio por la citada agresión, pero ahora eso es lo de menos, tal y como reflexiona este familiar: "Les tenían que haber puesto protección a Marta y Kevin porque llamaron veinte veces a la Guardia Civil y han ido otras veces al cuartel, pero los agentes les decían que no denunciasen más, que ellos irían a hablar con el clan para tranquilizarles".

A los miembros del clan nos les amedrentaron las advertencias de la Benemérita y este sábado -según el relato de esta familiar de la pareja- fueron al encuentro de los adolescentes cuando se encontraban en casa de un conocido. "Kevin y su amigo bajaron a la calle a fumarse un cigarrillo y por allí aparecieron Angelita, la exsuegra de Marta, con una navaja de cinco dedos, acompañada de Charo, la abuela del exnovio, que llevaba un palo".

Diez contra tres

La secuencia de buena parte de lo que pasó, a partir de ese momento, quedó recogida en varios vídeos que realizó Marta con su teléfono al bajar a la calle. "En las imágenes se ve a Angelita, con la navaja escondida, y a Charo con el palo, al principio eran solo las dos, pero luego Marta, Kevin y su amigo no pudieron defenderse porque llegaron unas diez personas: 'El Tente', su hermano, 'El Balilla', el padre de los dos, Inocencio...", enumera este familiar de la pareja.

"Charo le dio palos a Marta, hasta recibió algún mordisco, pero ella no le quiso pegar porque es una abuela de unos setenta años". El Teléfono de Emergencias recibió la primera llamada reclamando presencia policial, en la calle Miguel de Unamuno, a las 2.11 de la madrugada. "El llamante contaba que un hombre había agredido a una mujer con un palo y estaba sangrando por la cabeza", tal y como detalla un portavoz del 112.

Kevin defendió a Marta para evitar que recibiese palos y supuestamente le acabó dando un golpe en la cabeza a Angelita, de 39 años. Una fuente policial confirma que ese trance de la riña terminó de prender los ánimos entre la familia el clan: "El chico colombiano salió en defensa de su novia y en la discusión agredió a la madre, ahí entraron en escena el resto (del clan) que acudió y como siempre la lió". Pasadas las 2.16 de la madrugada, el 112 volvió a recibir otra llamada alertando de una grave riña: "Hay mucha gente peleando en la calle, chicos y chicas".

Ese momento es el que genera dos versiones diametralmente opuestas sobre la intervención policial y que deberá aclarar la investigación abierta por la Guardia Civil.

La primera es la que ofrecen tres familiares de la pareja consultados por EL ESPAÑOL y que sostienen que supuestamente la intervención policial fue deficitaria: "Angelita se tiró con el palo a pegarle a Kevin delante de los policías locales mientras ellos solo le llamaban la atención al clan, entonces se abalanzaron sobre Kevin y Marta se volvió loca cuando vio que se tiraron encima de su novio, dejó de grabar con el móvil y se lanzó a defenderlo, pero ya estaba sangrando".

Cuando el colombiano se levantó del suelo perdía sangre a borbotones. "No sabemos si a Kevin le apuñaló 'El Tente', su hermano, 'El Balilla', su madre, Angelita, o su padre, Inocente", admiten los familiares tras revisar varias veces los vídeos de la agresión.

La otra versión es la que ofrece la Policía Local y donde sostienen que en ese momento solo había una patrulla que fue insuficiente para contener al clan: "Debido a la cantidad de gente que había en la reyerta y una sola patrulla policial, no pudieron hacer nada, se vieron desbordados. Les propinaron arañazos y diversos golpes".

Policías locales de Jumilla en una imagen de archivo de un control. P. L.

El clan no fue detenido

En la zona posteriormente se presentaron refuerzos de la Guardia Civil, pero ya era tarde porque Kevin había recibido varios navajazos mortales de necesidad y el tiempo corría en su contra. "Me parece sumamente fuerte que después de eso estas personas del clan se fueran de allí, sin ser detenidas, para ir al Hospital de Yecla a hacer un parte de lesiones con el objetivo de denunciar a Kevin", critica indignado este familiar de la pareja.

De hecho, el único arresto se ha producido en el Hospital Virgen del Castillo donde engrilletaron a 'El Tente': el exnovio de Marta. "Kevin llegó respirando al hospital y lo metieron de inmediato al quirófano porque había perdido mucha sangre, pero murió a los quince minutos porque entró en parada cardiorrespiratoria, solo entonces entraron al centro para detener a 'El Tente' que había pedido atención médica".

Hasta el centro hospitalario se tuvieron que desplazar varios 'zetas' de la Policía Nacional de la Comisaría de Yecla para evitar nuevos incidentes. "El personal de seguridad del hospital pidió presencia policial porque había miembros de las dos familias y tenían miedo de que se produjesen altercados", tal y como detalla una fuente de total solvencia. "La tensión que había en el ambiente se podía cortar".

Hospital Virgen del Castillo en Yecla donde ingresó de urgencia la víctima mortal, Kevin, de 20 años.

En el municipio de Jumilla también fue necesario movilizar a agentes del Cuartel de la Guardia Civil en Cieza para reforzar la seguridad del municipio y agilizar al máximo la investigación. Las pesquisas se mantienen abiertas y no se descarta que se produzcan nuevas detenciones próximamente, al margen del arresto de 'El Tente', que todavía no ha sido puesto a disposición judicial. Una fuente policial confirma que el detenido "es miembro" de un conocido clan de Jumilla.

Luctuoso Día de la Madre

"Kevin era un chico muy valiente porque ha dado la vida por defender a su novia", resalta afligido este familiar. La joven Marta está completamente desolada, permanece sedada debido a que presenció la muerte de su novio con el que llevaba más de un año conviviendo y ya estaban haciendo planes de futuro. "Ellos querían casarse y tener hijos".

La alcaldesa de Jumilla, Juana Guardiola, ha mostrado su pesar por lo sucedido: "Solo puedo decir, que lamento enormemente que se produjeran esos hechos, es un incidente aislado, con el resultado que ya conocemos". La regidora socialista ha confirmado que "hubo una detención" y ha subrayado que "espero se esclarezca todo cuanto antes".

Este sábado, la pareja iba a comer en casa de la madre de Kevin porque era su cumpleaños, y para este domingo tenían previsto celebrar el Día de la Madre en casa de Marta. La violencia del clan ha cambiado el fin de semana de risas que iban a disfrutar los familiares de Kevin y Marta, por horas en vela y desconsuelo, entre un mar de lágrimas, en el entierro donde se ha dado sepultura a un veinteañero que solo quería formar una familia con su chica.