En torno a 500 efectivos de la Guardia Civil se han desplegado este martes en cuatro provincias andaluzas (Sevilla, Cádiz, Málaga y Córdoba), además de en Cáceres, para volver a golpear a los clanes del tráfico de drogas que operan en el sur de España. Se han incatuado de más de cinco toneladas de hachís.

Noticias relacionadas

Fuentes del Instituto Armado explican a EL ESPAÑOL que el objetivo era desarticular a una banda organizada de traficantes que tenía una rama dedicada al transporte de estupefacientes desde Marruecos hasta la península.

El citado clan dispondría de otra rama operativa que se encargaba de la logística de la organización. Tenía embarcaciones secundarias para surtir de combustible a las semirrígidas principales, de mayor potencia y eslora, dedicadas al desplazamiento de la mercancía. El repostaje lo hacían en alta mar o en zonas próximas a la costa.

Varios agentes de la Guardia Civil, que ha desplegado este martes a 500 efectivos en distintos puntos del sur de España. EE

Gran parte de la operación, denominada 'Mopa', se ha desarrollado en La Línea de la Concepción (Cádiz), donde se han registrado numerosos domicilios.

Fuentes oficiales de la Guardia Civil confirman a EL ESPAÑOL que se han producido 37 detenciones. Se han intervenido varios vehículos, entre ellos camiones, y diversas embarcaciones, tanto recreativas (de apoyo), como potentes semirrígidas, conocidas como narcolanchas o gomas.