“No se os olvide marcar la casilla de abrir un aeropuerto en La Seu d’Urgell en la declaración de la renta para que los youtubers tengan puente aéreo con Madrid”. Era la respuesta de un tuitero (El Nota Lebowski) al último vídeo de Wall Street Wolverine, uno de los youtubers más emblemáticos de los que han protagonizado la ‘espantá’ a Andorra -como El Rubius-. Porque Wall Street Wolverine, ahora que fija su residencia en el país pirenaico, echa de menos un aeropuerto. Y las redes se le han echado encima.

Noticias relacionadas

Se llama Víctor Domínguez y es el máximo exponente de esta caravana de huida fiscal de varios streamers nacionales al país vecino. No porque sea el youtuber con más seguidores de cuantos se han ido a Andorra, sino porque es el que más se ha significado con el liberalismo. Porque Víctor habla, principalmente, de economía. El éxito de su cuenta se debe a que se considera un experto en la materia. Pero sus últimas declaraciones reclamando aeropuerto para Andorra han provocado la chanza general.

En su último vídeo, titulado “Lo mejor y lo peor de vivir en Andorra”, enumeraba esta carencia entre los contras de su nuevo país fiscal. Se quejaba de que Andorra necesita urgentemente un aeropuerto propio: "Le daría muchísima vida porque, claro, tú conectas prácticamente a diario un vuelo La Seu a Madrid y eso cambia mucho. No es lo mismo tardar seis horas en llegar a Madrid que… estar en un momento".

7 meses en Andorra

Los aeropuertos se construyen con los impuestos que él va a ahorrarse emigrando, lo que ha provocado un aluvión de críticas en Twitter, una de las redes en las que es más activo este youtuber madrileño. Un joven de 25 años que tiene 381.000 suscriptores en Youtube y que lleva 7 meses viviendo en Andorra. Tiempo suficiente para echar de menos un aeropuerto que le conecte rápidamente con España.

Wall Stret Wolverine reside en un inmueble de Escaldes Engordany, en el centro del país. La misma parroquia en la que se ubica Caldea, un balneario que es uno de los principales atractivos turísticos de Andorra. Allí comparte piso con su novia, otra youtuber llamada Claudia Nicolasa que cuenta con 63.000 seguidores. Domínguez es tal vez el youtuber que ha defendido más esta huida fiscal, escudándose en la cantidad de gasto superfluo del actual gobierno español. Y es el gasto superfluo de un gobierno, precisamente, el que costea un aeropuerto en una zona que no tiene la densidad de población suficiente como para tener aeropuerto

Respecto a su inclinación política, critica ferozmente a la izquierda, aunque él mismo confiesa que "la primer vez que pude votar lo hice al PSOE y miradme ahora. La gente cambia". Y no esconde sus simpatías hacia VOX. Recientemente se hizo pública una foto en redes en la que aparecía posando junto a Santiago Abascal y a Iván Espinosa de los Monteros, al que entrevistó en su canal de Youtube. Precisamente de este último subía una intervención a un cuenta de Twitter este mismo martes. Un video en el que el diputado de VOX hablaba sobre el asunto andorrano. El youtuber lo compartía con el texto: "Lo más sensato que he oído sobre el tema Andorra en el panorama político en semanas". 

Su biografía de Twitter es concisa pero ilustrativa. Una máxima liberal: "Es el mercado, amigo". Sin embargo, Víctor lleva menos de un año en Andorra y ya se ha dado de bruces contra ese mercado que contradice su anhelo de la construcción de un aeropuerto. 

Aplaude el discruso de Vox

Wall Street Wolverine aplaude el discurso de Vox. Recientemente, ha reaccionado con alabanzas a un tuit de Espinosa de los Monteros en el que este aseguraba: "Naturalmente que hay que pagar la Sanidad y la Educación (...) Eso ya se pagaba hace 15 o 20 años, cuando teníamos un barco fiscal mucho menor". 

"Lo más sensato que he oído sobre el tema de Andorra en el panorama político en semanas", reconoció el famoso youtuber tras el tuit de Espinosa de los Monteros. Él defiende su escapada a Andorra: "Uno tiene derecho a irse del país por el motivo que sea, no veo ningún problema en admintir que sea por motivos fiscales. La economía es un juego de incentivos también fiscales", ha reconocido. 

Y, además, ha calificado a determinada clase política como "dinosaurios". "Algunos siguen pensando en la economía en términos de hace 25 años", confiesa, públicamente. "Las nuevas tecnologías han creado unos nichos de mercado que ya empiezan a ser más bien sectores ue permiten trabajar desde cualquier sitio".