El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha el parque de grúas municipales para recoger a los vehículos que se han quedado varados en la M-30 este fin de semana, a raíz de la nevada. A lo largo de todo el fin de semana, pero especialmente el sábado, se han dado casos de personas que han estado horas encerradas en su coche a la espera del rescate. Muchas, totalmente ateridas, han optado por abandonar el vehículo allá donde estuviera y seguir su trayecto a pie.

Ahora que hemos salvado la vida, ¿quién salva mi coche? Pues depende de dónde lo haya dejado. En el caso de el área metropolitana de Madrid y sus carreteras de titularidad municipal, el Ayuntamiento ha puesto en marcha un servicio gratuito de recogida del coche.

Así lo ha anunciado el Twitter oficial del Consistorio madrileño. Para acceder a este servicio, el usuario deberá mandar un correo electrónico a info@mc30.es con: nombre y apellidos; teléfono de contacto; matrícula, color y modelo vehículo; y ubicación aproximada donde se dejó. El Ayuntamiento lo llevará al depósito más cercano. 

Eso afecta a la M30, en Madrid. ¿Y el resto? La tarea recae sobre la Guardia Civil y los servicios de grúas privados, tal y como explica la Consejería de Transportes de la Comunidad a EL ESPAÑOL. El rescate es una competencia estatal, incluso militar. La Unidad Militar de Emergencias (UME) lleva todo el finde desplegada. Las aseguradoras están cubriendo sin coste los rescates, que en proporción a la población, son pocos. Pero, en términos absolutos, son suficientes para que los grueros estén totalmente desbordados.

“Nosotros estamos desde este domingo funcionando con grúas 4x4”, explica Francisco Salinero, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Auxilio en Carretera (ANEAC). Salinero atiende a este periódico por teléfono y al volante de una de sus grúas. Obviamente, usando un manos libres.

El director de la patronal de las grúas también es dueño de la empresa Grúas Castillo y Salinero, un servicio habitual en la zona norte de Madrid, con sede en San Sebastián de los Reyes. Su misión de este mediodía: rescatar un coche varado y sin gasolina en la M-40.

Para esta misión van una grúa tradicional y un 4x4, por si se queda encallada la propia grúa. “Las compañías que disponen de vehículos 4x4 los están usando y, en algunos casos, ya en el día de hoy podemos ir con grúas plataforma [o portavehículos] que llegan al vehículo embarrancado en la nieve y con en cabrestante saca el vehículo al asfalto y ya el propietario se lo lleva por su cuenta. Lo que no estamos haciendo en este momento es trasladar un vehículo que se ha quedado averiado y llevarlo a un taller”, explica Salinero. “No se puede acceder con la grúa a donde está averiado, ni se puede acceder al taller, porque las calles están nevadas y heladas”.

El empresario y conductor afirma que las aseguradoras se están haciendo cargo de todos estos costes. “A nosotros hasta ahora no nos han puesto problema. En algunos casos hemos tenido que ir y recoger al asegurado a su domicilio porque estaba el vehículo en las radiales y cuando ha podido sacarlo ya se lo ha llevado por su cuenta”.

Salinero solo tiene una queja: que a los grueros no se les ha incluido en el Plan de Viabilidad Invernal del Ministerio de Transportes. Es el plan que despliega las 1.440 máquinas quitanieves por el territorio español. "No estábamos incluidos en lo que podría haberse paliado", critica Salinero.