Otra vez un bulo se ha hecho viral. Y, por desgracia, distorsiona la realidad de lo que realemente acontece. En este caso, se está difundiendo por las redes sociales el siguiente vídeo captado por Google Maps en el que supuestamente se observan decenas de "pateras hacinadas" en el puerto de Naudibú (Mauritania) "preparadas para ir, sobre todo, a Canarias" a causa del "efecto llamada", según narran varios mensajes publicados por los usuarios a través de Twitter. Sin embargo, en realidad se trata de un puerto de pesca artesanal y tradicional, cuyas embarcaciones se usan para la actividad pesquera, vital en ese país subsahariano, y que desde hace varios años tienen un problema de espacio portuario.

Noticias relacionadas

Varios de los comentarios de los internautas, además, van acompañados de una supuesta información que afirma que "los embarcaderos de Nuadibú, al Norte de la República Islámica, registran un lleno histórico de pateras y cayucos ante el efecto llamada de las Islas con los asentamientos de inmigrantes en zonas turísticas de Gran Canaria". Pero, claro, esa afirmación no se sustenta en nada, ya que su autor ni siquiera cita la supuesta fuente de información.

Es más, si uno busca en Google Maps, la propia herramienta afirma que es el puerto de pesca artesanal de Nuadibú. De hecho, el hacinamiento de las pequeñas embarcaciones pesqueras sí que es real. Tanto que ya en 2017, la Agencia Mauritana de Información explicó que el presidente de la Zona Franca de Nuadibú, Mohamed Ould y el embajador de Japón en Mauritania, Se Hisatsugu, en compañía de más políticos, estuvieron supervisando el inicio de las obras para "ampliar las instalaciones de atraque y descarga para canoas y barcos de pesca costera" del citado puerto.

Es decir, el cúmulo de embarcaciones pesqueras lleva ya tres años, por lo menos, siendo una realidad, pero no tiene que ver con que sean "pateras" con destino a Canarias, tal y como afirman varias informaciones falsas que circulan por la red. De hecho, la Agencia Mauritana de Información desevelaba que el puerto, al menos hasta ese año 2017, tenía una capacidad para 700 "embarcaciones artesanles y costeras", pero que el número de estos pesqueros había llegado hasta los 3.500 botes a causa del aumento de la pesca.

La pesca, fundamental

Y es que el propio Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Mauritania ha explicado que "la pesca es uno de los recursos más importantes del país" y que, particularmente en la ciudad de Nuadibú, donde se halla el polémico puerto, "la industria pesquera ha transformado el rostro de la ciudad, con el desarrollo del puerto autónomo para la pesca industrial, así como el puerto artesanal". El problema es que el puerto se ha quedado pequeño y de ahí las imágenes difundidas que inducen al error.

Si uno, de hecho, se pone a inspeccionar fotos de otros años del puerto de Nuadibú observa que el problema del hacinamiento de las embarcaciones pesqueras ha permanecido desde 2017. Así lo demuestra, por ejemplo, el siguiente post de Facebook publicado por la empresa Mauritec en 2018 u otra imagen posteada en 2019.

Lo que está claro es que ese cúmulo de embarcaciones ya lleva años en el puerto y no son pateras que se están acumulando por "el efecto llamada", de acuerdo con las falsas informaciones que se han hecho virales. De hecho, el artículo sobre el que se sustentan no aporta ninguna prueba de que se traten realemente de "pateras".