La Dirección General de Tráfico (DGT) intensifica la vigilancia en las carreteras frecuentadas por motoristas durante el fin de semana con el objetivo de reducir la accidentalidad y las consecuencias lesivas derivadas de ellos, así como comprobar el cumplimiento de las normas y divulgar la importancia que tiene el respeto a las mismas.

Noticias relacionadas

Los excesos de velocidad, los adelantamientos antirreglamentarios, el consumo de alcohol y drogas, así como el no uso del casco o falta de documentación, son algunos de los elementos que se controlaran durante esta campaña; factores principales de riesgo y la cometidas por los motoristas.

Este incremento de la vigilancia viene constatado porque en los últimos 10 fines de semana, 27 motoristas han fallecido en accidente de tráfico en vías interurbanas, una cifra que preocupa a Tráfico y que le hace estar en contacto con las asociaciones de motoristas y fabricantes para adoptar medidas que lleven a reducir la siniestralidad de este colectivo como el programa de investigación de accidentes, la promoción del airbag protector para motoristas, la acreditación de escuelas de conducción para la impartición de cursos…

Concretamente, España es el segundo país de la Unión Europea que mayor parque de motos y ciclomotores tiene, con 5,4 millones de unidades, lo que representan el 15% del parque de vehículos y el 21% de los fallecidos. En lo que llevamos de año han fallecido en las vías interurbanas 82 motoristas y 6 usuarios de ciclomotor. El perfil del motorista fallecido es el de un varón entre 25 y 54 años, con más de 10 años de permiso y por motivos relacionados con el ocio.

Las carreteras convencionales son las vías donde fallecen 8 de cada 10 motoristas en fin de semana. Por tipo de accidentes, casi la mitad de ellos son salidas de la vía, sin ningún otro vehículo implicado; en un tramo de la calzada curvo y con motos de alta cilindrada.