El domingo estaba transcurriendo sin incidentes para la única pareja de la Policía Local de Enguera que tenía asignado servicio aquella mañana calurosa del 28 de julio de 2019. Este pueblo valenciano de 4.752 habitantes era una balsa de aceite hasta que el 112 contactó con el coche patrulla para informarles de una emergencia: “En una casa de campo unos llamantes alertan de que una persona ha sufrido un paro cardíaco”. Las señas que reciben desde la centralita de emergencias les conducen a una propiedad próxima al cementerio. Solo cuando acceden al interior los agentes se percatan de que se trata de la residencia de Nacho Vidal porque le ven tratando de reanimar a otro hombre.

Noticias relacionadas

La escena que vimos al llegar era a Nacho Vidal haciéndole a un hombre una RCP (reanimación cardiopulmonar)”, tal y como confirman a El Español fuentes policiales de Enguera que vivieron el citado suceso. La persona que está tirada en el suelo del jardín delantero de la casa del actor porno es el afamado fotógrafo José Luis Abad. La víctima precisa asistencia médica de manera urgente: está empapada porque previamente el intérprete de cine para adultos le ha tirado agua para tratar de reanimarla y al ver que no reaccionaba comenzó a practicarle una RCP mientras llegaba el personal médico que habían reclamado al 112.

Esta secuencia de primeros auxilios queda recogida en un vídeo de algo más de 22 minutos que obra en poder del Juzgado de Instrucción número 2 de Xàtiva, que investiga la muerte del prestigioso retratista José Luis Abad en el marco de un homicidio imprudente. Las diligencias judiciales deberán aclarar si el deceso se produjo presuntamente durante un ritual chamánico del sapo bufo. Para entender porqué el intérprete de cine ‘X’ trata de reanimar a la desesperada al fotógrafo hay que rebobinar al inicio de la mencionada grabación.

Nacho Vidal, entrando en los juzgados de Xàtiva, el viernes pasado.

Pasadas las diez de la mañana del domingo 28 de julio, en la casa de campo del actor porno se encuentran su prima segunda, un empleado que se encarga del mantenimiento de la propiedad y el retratista. El plan del día es comer juntos, tomar el sol y consumir dimetiltriptamina (DMT): conocida popularmente como ‘molécula de Dios’. Los cuatro asistentes a la reunión preparan una zona del patio delantero de la residencia para consumir las escamas del sapo bufo al aire libre.

Para el presunto ritual chamánico colocan una especie de pareo de playa en el suelo y un cojín para que la persona que inhale el veneno del anfibio no caiga a plomo al suelo dado el enorme potencial alucinógeno que tiene esta sustancia. José Luis Abad es el primero en fumar las escamas del anfibio y para ello coge una pipa de cristal de Nacho Vidal. La prima segunda del actor porno coge el teléfono móvil del fotógrafo para inmortalizar la experiencia y presiona el botón rojo de la cámara: rec. Comienza el ‘viaje místico’ presuntamente bajo la supervisión de la estrella pornográfica.

El fotógrafo no puede respirar

El retratista comienza a darle caladas y pierde el conocimiento. Ninguno de los presentes se asusta porque se trata de un potente alucinógeno y la grabación del ‘viaje chamánico’ prosigue mientras dos de los asistentes sujetan con cuidado el cuerpo de José Luis Abad para depositarlo sobre el pareo de playa. El fotógrafo comienza a no poder respirar y Nacho Vidal comienza a tirarle agua. No reacciona de su viaje, pero no llaman al 112 hasta el minuto 22 de la grabación. Entonces el actor porno comienza sin descanso a realizarle una RCP mientras llega personal médico a su casa de campo.

Hasta la localidad de Enguera se tiene que desplazar una ambulancia desde Xàtiva, un a localidad que está a veinte kilómetros de distancia, pero dada la gravedad de la situación no hay tiempo que perder y el 112 moviliza a la Policía Local para ayudar en las maniobras de auxilio. También acude hasta la propiedad un guarda rural.

Cuando los agentes se adentran en el patio delantero se encuentran al actor porno practicándole la RCP a la víctima. “Nacho Vidal iba mojado y sucio de barro de intentar reanimarle porque el cuerpo del hombre esta tendido sobre la tierra”, insisten las mencionadas fuentes policiales. El empleado encargado del mantenimiento de la casa presencia atónito la secuencia mientras que la prima segunda del intérprete no para de llorar de forma histérica porque está presenciando cómo se apagaba la vida de su amigo José Luis Abad: el mismo que supuestamente le había insistido en varias ocasiones que quería conocer al intérprete de cine para adultos.

José Luis Abad era fotógrafo de moda. Redes sociales

Capturas de mensajes

Este diario ha tenido conocimiento de que las defensas de los tres investigados por este supuesto homicidio imprudente tienen capturas de mensajes que prueban que el ahora fallecido insistió a su amiga, la prima segunda de Nacho Vidal, que quería conocer a la estrella ‘X’. La investigación del juzgado deberá esclarecer si ese interés se debía a que en una ocasión anterior José Luis Abad se había colocado supuestamente con sapo bufo y quería repetir la experiencia con Nacho Vidal porque este en 2017 publicó un vídeo en internet donde reflexionaba sobre el viaje místico que experimentó al inhalar el veneno del anfibio.

Faltan unos minutos para las once de la mañana del domingo y no hay tiempo para dudar: uno de los policías locales releva al intérprete de cine para adultos en las maniobras de reanimación del fotógrafo mientras que el otro agente se dirige a toda velocidad con el coche patrulla hasta el centro de salud para recoger al personal médico. Cada segundo cuenta para intentar salvar la vida de José Luis Abad. El trío de asistentes está desquiciado ante el panorama luctuoso que adquiere la quedada que incluía un colocón. “Ellos estaban nerviosos y no sabían qué había pasado: era una situación muy distorsionada”, resumen las citadas fuentes policiales.

El coche patrulla de la Policía Local regresa a la casa de campo con el personal sanitario, pero pasadas las once de la mañana lo único que pueden hacer es certificar el deceso de José Luis Abad por un infarto. De inmediato se informa del suceso a la Guardia Civil. “Nacho nos contó que había tomado el sapo, los efectos que producía, que le había avisado de eso al fotógrafo y le había preguntado si tomó algo antes, como un café”, tal y como detallan las mencionadas fuentes de toda solvencia. “El hombre sabía lo que se iba a tomar: ya sabía a lo que iba”.

- ¿Agente cómo se encontraba el actor porno, su prima y el empleado de la casa?

- Nacho Vidal estaba afectado, estaba muy tocado y la chica también. Allí lloraban todos. La prima de Nacho decía que el fotógrafo era un buen chaval.

- ¿En ese momento qué le explicó Nacho Vidal a la Policía Local y a la Guardia Civil?

- Nos contó que él tiene sapo (bufo) en su casa para no tener que consumir cocaína. Nos relató el efecto de la sustancia, de dónde provenía y que la consumía para no tomar coca.

- ¿Había más sustancia de sapo bufo en la propiedad de Nacho Vidal?

- Nos enseñó lo que era: no era la rana ni las escamas. Era tan raro que no sé ni cómo describirlo. Iba dentro de una bolsa.

- ¿En la casa de campo que Nacho Vidal tiene en Enguera se tiene constancia desde la Policía Local de que se hayan celebrado ritos chamánicos?

- No. De vez en cuando ha celebrado alguna fiesta.

Daniel Salvador, el letrado defensor de Nacho Vidal, avanza que en su línea argumental expondrá al juzgado que la grabación que se hizo con el móvil del fallecido demuestra que su cliente trató de prestarle auxilio para salvarle la vida: “En el vídeo quedó grabado cómo Nacho Vidal auxila a José Luis Abad, primero soplándole en la nariz para que respire, después echándole agua y finalmente practicándole una reanimación cardiopulmonar”.

Ofrecerá su versión en un vídeo

En Enguera la casa de campo donde reside Nacho Vidal es conocida por la ‘mansión Playboy’ porque el propio actor cuando en 2012 anunció que se mudaba a la localidad valenciana donde había pasado su infancia, también avanzó que usaría la residencia como plató de cine para producciones pornográficas a las que se podría acceder en directo desde internet.

En el pueblo los paroquianos están acostumbados a cruzarse en la panadería con Ignacio Jordà González (30 de diciembre de 1973, Mataró) y no atosigan al hombre que antaño conquistó en Estados Unidos la meca de la industria pornográfica. “Es habitual verlo por la gasolinera o por la calle como un vecino más”, comentan. Este diario pudo localizarlo y trató de entrevistarlo, pero Nacho Vidal no quiso ofrecer su versión sobre la investigación por homicidio imprudente que le mantiene en la diana judicial, junto a su prima segunda y su empleado encargado del mantenimiento de su casa.

Estoy preparando una cosa para la prensa y ya lo veréis todos”, avanza Nacho Vidal en conversación con El Español mientras se emplea a fondo en una sesión de entrenamiento. “Haré un vídeo y lo colgaré en las redes y con eso me quedaré tranquilo: creo que antes de que la gente se ponga a hablar, mejor lo digo yo y de primera mano y luego que la gente ya hable lo que le de la puta gana”.

Este diario ha tratado de preguntar a Nacho Vidal alguna de las cuestiones que dará a conocer en esa grabación que colgará en sus redes sociales, pero el actor ha declinado avanzar nada sobre el contenido del vídeo de marras. “No voy a atender a medios, te lo agradezco, pero ya lo voy a contar en el vídeo”. El intérprete ha zanjado insistiendo en su postura de no atender a medios de comunicación: “Tú sabes cómo soy y ya sabes cómo es la historia y toda la cantidad de mentiras que se están diciendo en un juzgado se solucionarán, no tengo problema”.