"Empecé a saltar, le pedí otra, quería saber lo que me había pasado. La segunda toma me hizo revolverme, me hizo morir, que mi alma se fuera de mi cuerpo, que explotara; mi cuerpo se convirtió en luz, formaba parte del cielo, de las plantas, del suelo, yo era el universo, el todo (...) Mi ángel de la guarda me salvó en forma de sapo". 

Noticias relacionadas

Estas son algunas de las reflexiones que el actor porno Nacho Vidal (46) compartía en un video, en 2017, tras haber fumado por primera vez la dimetiltriptamina (DMT) o molécula de Dios. Una sustancia extraída del sapo bufo alvarius y que, según relata, le cambio la vida porque le permitió dejar sus adicciones con las drogas y el alcohol. 

Una práctica que le ha llevado tres años después a ser detenido por la comisión de un supuesto delito de homicidio imprudente. El actor catalán, un familiar suyo y su empleado del hogar fueron detenidos el jueves pasado por la muerte del fotógrafo del moda toledano José Luis Abad durante un rito para desintoxicarlo de las drogas mediante la administración del veneno obtenido del sapo y denominado molécula de Dios. 

La muerte se produjo en julio del año pasado en la casa de campo que Vidal tiene en Enguera (Valencia). Tras meses de investigación, la Policía Judicial los ha detenido  tras probar los hechos. Los tres ya han declarado ante Juzgado de Primera Instancia de Instrucción 2 de Xàtiva y han sido puestos en libertad provisional a la espera de juicio. 

Su experiencia

En el video, el actor y director de cine porno, cuenta "su humilde experiencia" con lo que el denomina "el sapo". "Llegó a mí a través de mis mejores amigos, que estaban enganchados a la droga. Me contaron que tomaron algo que les hizo desengancharse. Así que yo les dije que estaba metido en una mierda muy grande y ayudaron", relata. 

A los pocos días, un grupo de personas, dice, le recibieron en una casa en Ibiza (Baleares). "Me sacaron una pipa de cristal, fume sin saber que iba a pasar y me dijeron que abriera los ojos, que mirase al sol... Fume con todas mis ganas, fue acaba el humo y, de repende, buf, desconectar", sostiene en el vídeo. 

[Más información: El actor porno Nacho Vidal, detenido por la muerte de un fotógrafo en un rito con veneno de sapo]

El detenido e investigado por homicidio continua relatando que no supo "lo que le paso, ni a donde fue" y que "tenía miedo". No obstante, su amigo le animó a hacer otra toma para descubrirlo. "Al principio no quería, lo que había vivido era algo superior a mí, pero luego pensé que tenía que volver para entenderlo, no existe la palabra para describir lo que paso; empecé a saltar y le pedí la pipa". 

La segunda toma

Esa segunda toma, subraya, le cambió la vida. "La segunda toma me hizo revolverme, me hizo morir, que mi alma se fuera de mi cuerpo, que explotara; mi cuerpo se convirtió en luz, formaba parte del cielo, de las plantas, del suelo, yo era el universo, el todo. Volví con un golpe de energía, no quería volver de donde había estado". 

A partir de entonces, Nacho Vidal empezó a cambiar sus hábitos y dejo todas sus adicciones. "Me levantaba pronto todos los días, hacía deporte... bloqueas el pasado, sientes que estás aquí y ahora, eso es maravilloso. No he vuelto a tomar coca, ni alcohol, ni café, ni azúcar, ni sal. Todo aquello a lo que tenía mucho apego, lo he perdido. Hoy por hoy, no lo necesito con el sapo, lo que he conseguido con el paso del tiempo es la felicidad completa, la paz", concluye.