Tras siete días agónicos en distintos hospitales vietnamitas. Noelia Traid, la joven zaragozana que se partió la cadera y una pierna en un accidente de moto por una carretera en la provincia de Lam Dong (Vietnam). Finalmente ha sido trasladada a un hospital en Bangkok para ser intervenida en las próximas horas.   

Noticias relacionadas

"Acabamos de aterrizar. Noelia ya está con el equipo de médicos de Tailandia y yo estaré de vuelta en unas horas para Vietnam. El viaje ha sido rápido y bien. Noelia sigue con dolor, pero con mucho ánimo", ha asegurado Sergio Arellano, el médico que ha coordinado la operación, a El Heraldo de Aragón

Noelia y su amiga, María Valverde, llegaron el domingo a la capital tailandesa en un avión medicalizado. Junto a su equipo, el doctor Arellano gestionó el traslado de Noelia del Hospital Vietnamita de Cho Ray al centro tailandés.  Todo ello, después de una semana en la que las dos zaragozanas han ido de hospital en hospital, sin poder ser atendendidas correctamente y en unas condiciones que criticaron por su insalubridad.

Una situación que no hacía sino empeorar el estado de salud de la zaragozana accidentada. Este hospital tailandés, por tanto, es la última oportunidad de Noelia para salvar sus fracturas de pelvis y fémur, puesto que sus dolencias le han impedido en todo momento coger un avión comercial para volver a España. 

Las dos jóvenes, enfermeras en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, se encontraban disfrutando de un viaje en carretera por Vietnam hasta que sufrieron un accidente. El pasado martes Noelia se cayó de la moto y se partió la cadera y una pierna. Ahí comenzó su infierno.

Deudas con el seguro

Las dos jóvenes denunciaron su situación por las redes sociales. La compañía aseguradora con la que habían contratado su seguro de viaje no se estaba haciendo cargo de la situación como debían, según critican. Las jóvenes estaban en contacto con la embajada española en el país asiático pero ello tampoco había servid para acelerar los trámites, que les estaban costando cuantiosas cantidades de dinero que tenían que pagar por adelantado.

“Noelia lleva cuatro días con la cadera rota, tiene la cabeza del fémur dislocada y fractura de pelvis”, publicaba María, el pasado viernes, en la red social Instagram. “La fractura que tiene es muy complicada. Peligran zonas internas y nos han dicho que nunca habían tenido un caso así en Vietnam, por lo que ya han rechazado operarla en tres hospitales”, añadía María.

El accidente se produjo el pasado martes en una carretera de la ciudad de Da Lat, capital de la provincia vietnamita de Lam Dong. Después del mismo, las jóvenes acudieron en taxi al hospital de la ciudad y allí le hicieron una radiografía a Noelia para evaluar su estado. Era terrible. Ambas remitieron la radiografía a Mapfre, junto a un informe sobre su situación médica. La compañía aseguradora, según denuncian, tardó hasta cinco horas en traducir el informe y la respuesta que les dieron es que no valía, que había que ir a otro hospital.

Entonces, se dirigieron a la localidad de Hoan Mu, donde dijeron que no las iban a atender y que tenían que ir a Ho Chi Minh, la antigua Saigón. Pudieron llegar al lugar tras cinco horas de viaje en una ambulancia que tenían que pagar de su bolsillo y que, según denuncian, ni siquiera estaba monitorizada. El viernes, habían pasado ya por cuatro hospitales y habían gastado más de 1.500 euros.

El medico español

Finalmente, la ayuda del médico español con una clínica en Ho Chi Minh (Vietnam) ha facilitado las gestiones y las dos jóvenes han podido viajar a Tailandia, para lo cual el seguro les comunicó en un principio que tenían que pagar 25.000 euros. 

"Ellas me contaron que, con toda buena voluntad, la gente de allí les ayudó y las llevaron al hospital local que hay en Da Lat, donde les hicieron una radiografía de la pelvis rota y las trataron con lo mínimo de lo mínimo. Al ser enfermeras, se asustaron de las carencias médicas que había y cuando las localizamos, a través de amigos de amigos, estaban muy nerviosas. Lo único que querían era salir de aquel hospital al que las habían mandado", ha afirmado el médico, que estudió en la Universidad de Zaragoza.

En estos momentos, al estar ya en manos de profesionales tailandeses en el Samitivej Hospital de Bangkok, acompañadas por la madre de Noelia, las dos amigas confiesan estar "un poco más tranquilas".