Vanesa y Mercedes, las enfermeras que viajaron desde Galicia hasta Madrid.

Vanesa y Mercedes, las enfermeras que viajaron desde Galicia hasta Madrid.

Reportajes

Alquilar un avión para hacer una oposición vale una plaza: las enfermeras gallegas que lo han logrado

Vanesa y Mercedes han conseguido sacar plaza en el Hospital de Verín tras viajar en mayo, desde Galicia hasta Madrid, para examinarse.

Noticias relacionadas

Vanesa Faro y Mercedes Gómez, las dos enfermeras que viajaron en avión privado desde Galicia a Madrid para presentarse a las oposiciones, han conseguido plaza en el hospital de Verín (Pontevedra). Ellas, junto a otros dos compañeros de profesión, quisieron denunciar la precariedad laboral que sufre el sector sanitario desde hace años. Todo fue idea de Mercedes, quien pensó que alquilando un jet privado podrían presentarse a los exámenes de dos dos comunidades. Las elegidas fueron Madrid y Silleda (Pontevedra).

Dado que el domingo 12 de mayo se celebraron las oposiciones en 13 autonomías y había más de 20.500 plazas, las posibilidades aumentaban si se presentaban en varias comunidades. "Es una inversión", reconocía Mercedes en declaraciones a El Faro de Vigo. “Al final, se trata de decidir: o te vas de vacaciones o apuestas por esto”, reconocía.

El 12 de mayo, a primera hora de la mañana, los cuatro enfermeros cogieron un avión para llegar a Madrid sobre las 07:30. Dos horas más tarde, tenían previsto estar en el lugar de examen y, una hora más tarde, poder realizarlo sin problema. Y así fue. A las 12:30 cogieron un taxi y se dirigieron a la terminal ejecutiva y embarcaron en el vuelo de las 13:00 horas. A Santiago llegaron una hora más tarde. De ahí, se desplazaron hasta Silleda en el coche de la hermana de Mercedes. 

Aprueban la oposición las enfermeras que alquilaron un avión privado

No es la primera vez que los cuatro enfermeros se presentaban a las oposiciones. Ya lo habían hecho en Andalucía, Euskadi, Murcia, Aragón, Castilla-La Mancha y Valencia. Pero, sin embargo, no consiguieron plaza. Pero ese domingo, no tiraron la toalla. Gracias al apoyo familiar y sus tres años de estudio a las espaldas, consiguieron su objetivo: hacer los dos exámenes.

"Para mí fue la mejor inversión", ha comentado Mercedes a La Voz de Galicia. A pesar del considerable coste económico, de varios miles de euros, si no lo hubieran hecho, hoy no tendrían su plaza en Galicia. "Si no llego a ir a Madrid, no habría venido más tranquila a Galicia para poder demostrar mis conocimientos", han explicado las enfermeras.