- ¿Aquí dónde se vota?

Noticias relacionadas

- Ahí, donde pone 'club de striptease'.

No es una broma. Sucedió en Maspalomas (Gran Canaria) durante la jornada electoral, aunque parezca el guión de una comedia de destape. Una secuela de Los Bingueros que se titularía Los Demócratas, en la que Pajares y Esteso saldrían a la calle a ejercer su derecho voto y acabarían, tras un enredo, en un local de striptease. De allí los sacarían sus esposas a bofetadas y ellos jurarían que solamente iban a la fiesta de la democracia.

[Siga en directo la última hora de las elecciones]

En el municipio de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), alguien tuvo la ocurrencia de ubicar las mesas electorales justo al lado del club de striptease Paradise, por donde había que pasar para poder votar. Fue la urna más caliente de toda la jornada electoral. No solamente por la temática sexual del local contiguo. También porque calentó los ánimos (en el peor de los sentidos) de los electores de movilidad reducida: el lugar no cumple con las normas básicas de accesibilidad. Para llegar hay que bajar, sí o sí, unas escaleras. 

El negocio del sexo

¿De dónde sale la ocurrencia? Para entenderla hay que contextualizar: San Bartolomé de Tirajana es uno de los municipios más poblados de la isla de Gran Canaria. Allí están ubicados algunos de los enclaves más turísticos de la zona. Está Maspalomas, que es uno de los destinos más visitados, así como el epicentro del ocio sexual de Canarias. No en vano, la zona concentra la mayor cantidad de clubes de intercambio de parejas por habitante del mundo, tal y como explicamos en este reportaje en EL ESPAÑOL.

Dentro de San Bartolomé, hay una zona que congrega históricamente al turismo nórdico. Se trata de San Agustín. En 1961 se convocó un concurso de ideas para diseñar y construir un núcleo vacacional en la zona. Al año siguiente se declaró vencedor del concurso a un grupo de arquitectos franceses, que fueron los que dibujaron esta zona pionera, con residencias estivales y el Centro Comercial San Agustín

El centro comercial, por dentro

Con el tiempo, las viviendas vacacionales se vendieron o los veraneantes optaron por mudarse definitivamente allí, por lo que ya hay una importante comunidad de residentes. Ellos, como los de cualquier otro núcleo habitado de España, también tienen que votar. Pero como la zona no había sido concebida inicialmente para albergar una población estable, no cuenta con servicios esenciales como sería un colegio público.

Improvisando colegios

Eso es lo que ha motivado que, año tras año, el Ayuntamiento haya tenido que improvisar y alquilar locales para habilitar las mesas electorales. Por norma general, uno de los espacios que se destinan a las elecciones es este Centro Comercial San Agustín. No es un centro comercial al uso, como las galerías que se construyen en la actualidad. Se trata de una suerte de edificio con un subterráneo, con múltiples pasillos y sótanos, en el que abundan las tiendas, pero también hay locales de fiesta y clubes como el Paradise

Es habitual encontrar este tipo de locales de ocio en centros comerciales canarios. El de San Agustín no es el único. Muy cerca se encuentra el Centro Comercial Cita, que es muy parecido a este en su forma porque fue diseñado por los mismos arquitectos franceses. En el Cita se ubican varios de los clubes de intercambio de pareja más conocidos y frecuentados de Canarias. En el Centro Comercial San Agustín no los hay, pero sí alguno como el Paradise que es un reclamo para los que buscan ocio sexual. 

Un canario espera para ir a votar... o para meterse en el club Paradise

Pues justo el local de al lado fue el que habilitaron ayer para que los canarios votasen. La decisión provocó, en primer lugar, una curiosa estampa: varios electores esperando en la puerta de un club de striptease para ejercer su derecho a voto. Un cartel les marcaba el camino. Las señales llevaban directamente a bajar por una sórdida escalera presidida por el cartel del club de striptease. Bajaban y se daban de bruces con el Paradise. Y justo al lado de la fiesta del destape, la fiesta de la democracia, con las mesas electorales dispuestas. "Siempre funciona como colegio este centro comercial, pero el local de este año es el más raro que han elegido nunca", le contaba uno de los votantes grancanarios a EL ESPAÑOL. 

Por las escaleras

Por otro lado, lo que provocó fueron quejas de muchos de los votantes que tenían que ejercer allí su derecho al voto. Especialmente los que tienen movilidad reducida. Y es que nadie pensó en ellos cuando se escogió este local como colegio electoral. La única forma de llegar es bajar por las escaleras. Ni un ascensor, ni una rampa que lleve a las mesas electorales (o al Club Paradise). Eso motivó fuertes protestas en las redes.

"He ido a ejercer mi derecho al voto y al llegar me he encontrado con que he podido votar y meter con mis propias manos mi voto en las urnas porque tengo mis dos piernas funcionales. Voto en San Agustín y resulta que este año han puesto las mesas en un zulo, sin luz, sin acceso para personas discapacitadas y justo a la entrada de la casa de citas", se quejaba por Facebook Laura, una de las electoras que se quejó su ubicación. Ella directamente califica el local como "club de citas".

Otra imagen del Centro Comercial San Agustín

"La pobre chica que estaba en las mesas me contaba que para las personas discapacitadas que no podían acceder hasta las mesas tenían que subir ellos, revisarles el DNI y coger sus votos en la parte de arriba para bajarlos ellos mismos hasta las urnas", prosigue Laura, concluyendo que "en cuanto oscurezca tendrán que romperse la vista porque la luz es mínima. Llevo ahora mismo un mosqueo monumental". 

Se preguntan los vecinos si no había otro espacio mejor para celebrar la fiesta de la democracia. Por una parte el club de striptease, por la otra la falta de accesibilidad y, para acabar, la escasez de medios materiales. Tal vez sea la forma con la que la administración grancanaria ha puesto de manifiesto su hastío con la repetición constante de elecciones. Cada vez son más creativos. Más le vale a Sánchez y compañía desbloquear la situación y conformar gobierno, porque sabe dios dónde colocarán las mesas electorales en Maspalomas si vuelven a convocarse nuevas elecciones.