El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el resto de los miembros de su Govern han acudido a la tradicional ofrenda floral -frente al monumento de Rafael Casanova- con motivo de la Diada. La cita, que se repite cada año, ha tenido un nuevo -e inesperado- protagonista: Juan Ribas. Desde el balcón del Hotel NH Collection Barcelona Pódium, ha sonado, justo cuando le tocaba el turno a 'El Segadors', el himno de España. El artífice de esta iniciativa no es otro que Ribas, líder del grupo Groc&lloc, una de las brigadas de limpieza -de los famosos lazos amarillos- más activas de Cataluña.

Noticias relacionadas

Durante la reproducción del himno, Juan ha explicado que "hasta le han cortado la luz" en diversas ocasiones. Además, desde el hotel le han invitado a marcharse. También, los Mossos han intentado frenar a Ribas: "Me han identificado". El hombre, conserje de profesión, defiende, desde hace años, la unidad de España. Fue el primero en 'limpiar' de lazos amarillos las inmediaciones de la cárcel de Lledroners, donde se encontraban Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Carme Forcadell y Dolors Bassa. 

El himno de España ha sonado durante la Diada

El 11 de septiembre es una fecha importante para los catalanes. Durante este día, se conmemora la caída de la ciudad de Barcelona en manos de las tropas borbónicas durante la Guerra de Sucesión española. Como es tradición, los altos cargos del gobierno catalán se desplazan hasta el monumento de Rafael Casanova, icono del catalanismo y partidario del archiduque Carlos de Austria, para realizar una ofrenda floral

A primera hora de la mañana, sobre las nueve, flanqueado por los Mossos d'Esquadra, ha llegado al emblemático monumento Quim Torra. Junto a él, le acompañaban sus consellers. Todos ellos se han desplazado hasta la Ronda de Sant Pere de Barcelona para depositar su ofrenda. Justo en ese momento, y una vez ofrecidas las flores, cuando los políticos comenzaban a entonar 'El Segadors' -el himno oficial de Cataluña-, ha empezado a sonar el himno de España. La música provenía de uno de los balcones del Hotel NH Collection Barcelona Pódium. Y allí estaba Juan Ribas. 

La consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, ha lamentado posteriormente este hecho, que denota, según ha dicho, "falta de sensibilidad y falta de respeto hacia otras sensibilidades". "Estamos celebrando la Diada Nacional de Catalunya con una ofrenda a Rafael Casanova y este acto incívico, como es intentar un boicot con el himno de España, nos parece incívico y lamentable", ha denunciado. Budó también ha animado a los catalanes a participar "masivamente, cívicamente", en los actos reivindicativos de esta Diada para reclamar la "libertad" de Catalunya.

Fundó Groc&lloc, una brigada de limpieza de lazos

Juan Ribas es el líder de Groc&lloc, una de las brigadas de limpieza de lazos amarillos más conocida. Vive en Sitges, donde se encarga de cuidar las instalaciones de un edificio residencial. El grupo de voluntarios nació en 2016 para limpiar el municipio catalán de pancartas y símbolos secesionistas. El hombre reclutó a todo su equipo a través de las redes sociales. Además, con la celebración del referéndum del 1-O tuvo que ampliar la flota -por aquel entonces eran más de 30 antiindependentistas-. Montó otras brigadas en diversas zonas de Cataluña como Resistencia Badalona, Libera Gerona o Las Supernenas para quitar lazos amarillos.

Juan Ribas trabaja como conserje en un edificio residencial de Sitges.

El hombre, sin ayuda, ha conseguido llenar "un saco de esos grandes negros y una bolsa de basura entera" de propaganda independentista. "Yo estaba por allí porque me iban a hacer una entrevista. Había acordado con el medio de comunicación hacerla allí, en la puerta de la cárcel. Me conocen bastante por Groc&lloc y me pidieron unas declaraciones sobre el traslado de los presos. Quedamos en hacerlas allí mismo, a la entrada de Lledoners", explicó Ribas a EL ESPAÑOL, en una de sus intervenciones. 

Juan fue a juicio por quitar los lazos

El día que los políticos independentistas entraron en la cárcel de Lledoners (Figueres), los CDR llenaron las calles de lazos y pancartas de apoyo. Juan se dedicó a sacar plástico amarillo de alrededor, hecho que llamó la atención de un coche patrulla que rondaba en el interior. "Vinieron unos agentes a pedirme explicaciones y a identificarme. Ya estoy acostumbrado a que me identifiquen. Pero tampoco pudieron hacerme nada más porque yo no estaba haciendo nada ilegal", sentenció Juan a este diario.

Así, mostró su documentación y preguntó a los agentes si había algún problema en que él acabase de limpiar "Me dijeron que no, pero que tuviese mucho cuidado, que no lastimase ningún árbol. Yo les dije que no pensaba romper nada. Sólo limpiar", explicó.

Los lazos quitados por Ribas y su equipo.

El martes 9 de octubre se celebró el primer juicio contra personas acusadas de retirar propaganda independentista de las calles. La vista tuvo lugar en torno a las 11 de la mañana y a los 4 denunciados (Juan Ribas y otros tres miembros de brigadas de limpieza que quitan lazos amarillos en Cataluña) se les acusaba de un presunto delito de robo con escalo y daños leves. El Juez no vio delito alguno.