Jesús Aguirre, consejero de Sanidad andaluz y el arcángel san Rafael, nombrado médico de honor.

Jesús Aguirre, consejero de Sanidad andaluz y el arcángel san Rafael, nombrado médico de honor. E.E.

Reportajes CRISIS ALIMENTARIA

Aguirre, el consejero de la listeriosis que nombró médico de honor a San Rafael contra las plagas

Fuentes del Gobierno andaluz consultadas por EL ESPAÑOL descartan mover de su silla al consejero y médico cordobés del PP.

-La dimisión o el cese jamás han estado encima de la mesa ni van a estar.

En el Gobierno andaluz no se cuestionan la permanencia en el Ejecutivo regional de Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familias y el hombre que gestiona la crisis de la listeriosis, cuyo saldo actual es de tres muertos y ha provocado cinco abortos -este sábado se confirmaron cuatro nuevos casos de afectados, entre ellos el de un recién nacido-. Da igual que Vox, partido que sustenta con sus 12 diputados el pacto de PP y Cs en Andalucía, planteara este jueves en el Parlamento regional, y delante del propio Aguirre, la idea de que “alguna cabeza tendrá que caer”, en palabras de su portavoz, Alejandro Hernández.

Pese al aviso de la formación de ultraderecha, fuentes del Gobierno andaluz consultadas por EL ESPAÑOL descartan mover de su silla al consejero, el médico cordobés del PP que durante las dos pasadas legislaturas, mientras el PSOE seguía ocupando el palacio de San Telmo, sede de la Presidencia regional, fue creando en la sombra, sin hacer ruido, la actual estructura gestora de la sanidad andaluza. Era la persona que estaba al frente del grupo de trabajo de salud en las filas del PP-A.

Jesús Aguirre informando sobre el brote de listeriosis.

“Está con la conciencia muy tranquila. Durante las últimas dos semanas vive conectado al teléfono las 24 horas. Sabe que él y su equipo están haciendo todo lo posible”, explican desde su entorno de trabajo más cercano.

"Todo preparado"

Su irrupción mediática a nivel nacional por la crisis sanitaria desatada por la empresa sevillana Magrudis ha hecho que las palabras de este consejero se estén midiendo al milímetro en las últimas semanas. Y en ocasiones se le ha criticado su falta de acierto al pronunciarse. Locuaz, poco dado a las frases hechas de la política, Aguirre “dice lo que piensa y lo dice como le sale”, explica un dirigente del PP cordobés que prefiere mantenerse en el anonimato y que lo conoce desde hace años. “Eso tiene sus inconvenientes, pero le da frescura”.

Tras incorporarse al Ejecutivo andaluz, una de sus primeras frases que se le cuestionó por la oposición, por algunos medios de comunicación y por parte de la opinión pública fue ésta: “Cuando me llamó Juan Manuel Moreno -presidente de la Junta- para ser consejero fue fácil: lo teníamos casi todo preparado [...] En tres días ya teníamos montado el staff de la consejería, todos amigos míos”, contó Jesús Aguirre a Diario Médico en una entrevista publicada en abril de este año. “Llevaba trabajando con un equipo siete años, preparándonos para este cambio de Gobierno. Mi perfil es muy técnico, quizá por eso me eligieron para ello”.

Aquellas palabras supusieron numerosas críticas hacia su figura política, especialmente por parte de la oposición, y éstas volvieron a aparecer a mediados de junio, cuando, preguntado por el aborto, dijo: “Lo fácil es llegar y el chupetón”.

Pero tal vez ese trabajo oscuro, callado, alejado de los focos y cuando el PP seguía en la oposición es el que ahora hace que Juan Manuel Moreno Bonilla siga confiando en él pese a las críticas a su gestión de la crisis de la listeriosis. Aguirre, médico rural de 64 años, se ha convertido en la cara más reconocible -junto a la del presidente andaluz- del actual equipo que dirige la Junta de Andalucía. Y eso en su partido no disgusta. Al contrario. Creen que es uno de sus principales valores.

A un paso de jubilarse

Jesús Aguirre estudió en el colegio La Salle de Córdoba. Cumplió los 64 años este pasado jueves 29 de agosto. “Tuvo su espacio con los suyos, claro está, pero ahora mismo vive pegado al teléfono”, explican fuentes de la consejería.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, y el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, y el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre. EFE

Aguirre procede de una familia de fuertes convicciones cristianas. Sobre la mesa tiene el ofrecimiento para ser pregonero de las próximas fiestas patronales de Villa del Río en honor a la Virgen de la Estrella Coronada. En 2002, Aguirre nombró miembro honorífico del Colegio de Médicos de Córdoba, el cual él presidía, al arcángel Rafael "por ayudar a los vecinos en caso de epidemia". Aprobó la oposición en 1982. Ha trabajado en Villa del Rio, Peñarroya-Pueblonuevo, Carcabuey, Fuente Palmera y Córdoba capital.

El consejero andaluz de Salud y Familias es el tercero de nueve hermanos. Entre tanta prole salió de todo: Miguel, el mayor, también es médico; el segundo, Juan José Aguirre, es obispo en Bangassou, una ciudad al sureste de la República Centroafricana, país que vive una guerra que parece no encontrar fin; otro de los hermanos es propietario de Katmusic, una empresa cordobesa de iluminación y sonido que da servicio en bodas y otras celebraciones, y también tiene una hermana enfermera.

Jesús Aguirre está casado con una médico ya jubilada. Tienen tres hijos. Una de ellas ha seguido los pasos de sus padres y también se dedica a la medicina. El consejero intenta practicar pádel cada fin de semana. No se ha mudado a Sevilla tras sumarse al proyecto de Moreno Bonilla. Cada día va y vuelve en coche desde Córdoba.

Jesús Aguirre junto a su hija Teresa y su esposa, Teresa Clavero.

Jesús Aguirre junto a su hija Teresa y su esposa, Teresa Clavero. EE

Cuando recibió la llamada del presidente andaluz para incorporarse al Ejecutivo regional tenía preparada la documentación para jubilarse -puede hacerlo desde los 60 años- Pero no lo hizo. Le había llegado la oportunidad que no tuvo con los dos anteriores presidentes de su partido, Javier Arenas y Juan Ignacio Zoido, quienes no consiguieron relevar al PSOE al frente de la Junta. Por ese tiempo Aguirre era senador.

“Ahora que no estamos en campaña..."

Favorable al copago farmacéutico, Aguirre tildó de “utopía” la sanidad universal y gratuita. Fue en 2012. Unos meses antes, en noviembre de 2011, se habían celebrado las elecciones generales. “Ahora que ya no estamos en campaña electoral y han pasado las elecciones andaluzas y generales, es el momento de decir la verdad", dijo el por entonces senador del PP. “Es muy bonito hablar de que queremos más, pero si no hay, no hay. Lo que hay que ver es qué cesto hacemos con el mimbre que tenemos, ser realistas, porque no estamos en tiempos de utopía, sino de abrocharnos el cinturón".

Juan José Aguirre, obispo de Bangassou y hermano del consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre.

Juan José Aguirre, obispo de Bangassou y hermano del consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre. EE

La secretaria general de su partido en ese momento, María Dolores de Cospedal, y su propio grupo en el Senado desautorizaron a Aguirre al instante. “Su filosofía no es fácil de compartir”, aseguró la exdirigente del PP. Su formación “lamentó” la actitud de su compañero. “En modo alguno representa el sentir y los planteamientos del PP”.

Esta semana su figura ha vuelto al centro de la controversia. El pasado viernes, el consejero andaluz de Salud y Familia concedió una entrevista telefónica a Espejo Público, de Antena 3. El tema: la listeriosis. Fuentes de  la consejería explican que lo que no sabía Aguirre es que le iban a pasar en directo con una mujer que había abortado a causa de dicha bacteria.

La señora se encontraba con su pareja en el estudio del citado programa. "Tú sabes que estamos a tu entera disposición desde el punto de vista sanitario para lo que tu quieras", dijo primero el consejero. "Y para el siguiente embarazo, que sin duda tendrás, llevarlo a término y hacernos una foto con tus niños una vez que nazcan". Esas palabras rechinaron en los oídos de algunos. Así es Jesús Aguirre, el médico que aparcó su jubilación para seguir en política.