Los tres detenidos por violar y golpear a una mujer en Murcia han recibido una brutal paliza en la cárcel de Sangonera. Los jóvenes han tenido que ser atendidos por los especialistas y han sido trasladados al Hospital Virgen de la Arrixaca

Noticias relacionadas

Los hechos sucedieron el pasado lunes 19 de agosto, al mediodía, en la subida a las celdas cuando los internos volvían del patio. En un espacio sin cámaras. Muchos presos, "en un remolino", dicen los testigos, acorralaron a los presuntos violadores y empezaron a golpearlos. Los funcionarios calmaron la pelea. Los sujetos estaban malheridos y fueron llevados al hospital. 

Como informa La Opinión de Murcia, los tres jóvenes ya están de nuevo en la prisión, tras ser curados. Ahora pasan a un régimen especial en el que tienen la categoría de 'refugiados'. Les han cambiado de módulo y están "especialmente protegidos" de los ataques de otros internos. 

La Policía Nacional arrestaba el pasado sábado a tres hombres acusados de agredir sexualmente y golpear a una mujer en Murcia. Era un viandante el que daba la voz de alarma, al ver a la víctima sola y ensangrentada en la calle. Concretamente, en Cánovas del Castillo, una céntrica vía muy cercana a la Jefatura de Policía.

La chica, de 41 años, presentaba hematomas y tenía sangre en el rostro. Estaba consciente. Según su relato, la habían agredido sexualmente. Habían sido tres hombres los que la retuvieron, y dos los que la penetraron, y el ataque había tenido lugar en la zona de Santa Rita, una zona de Murcia tristemente conocida por el consumo y venta de estupefacientes en sus viviendas. La chica pudo huir cuando sus agresores empezaron a beber cerveza. El examen del médico forense confirmba la agresión sexual.