Un francés de 17 años ha sido detenido por la Guardia Civil de Calvià por violar presuntamente a una turista británica en la playa de Magaluf, en Mallorca. Los hechos ocurrieron durante la noche del pasado miércoles cuando la joven celebraba el cumpleaños de una amiga en su habitación del hotel. Durante la fiesta, las turistas escucharon que unos franceses estaban escuchando música en el cuarto de al lado y decidieron seguir el cumpleaños con ellos.

Noticias relacionadas

Los jóvenes estuvieron divirtiéndose en la habitación del establecimiento hotelero hasta la una de la madrugada. Después, se fueron a un bar de copas ubicado en la playa de Magaluf. Según ha informado el periódico Última Hora, uno de los franceses, menor de edad, le invitó a ir hasta la playa. Allí se besaron y tuvieron sexo de forma consentida. De repente, el joven sacó su teléfono móvil del bolsillo, encendió el flash y filmó las relaciones sexuales a través de la red social Snapchat. La característica principal de esta aplicación es su mensajería efímera, ya que las imágenes y mensajes pueden ser accesibles solo durante un tiempo determinado elegido por los usuarios.

Rápidamente, la británica se dio cuenta de lo que estaba haciendo el agresor y le pidió que parase. Según la versión de la denunciante, en ese momento el menor de edad la amenazó diciendo que si se negaba a seguir la ahogaría. Después, siguió forzándola. 

Tras la presunta violación, la joven denunció los hechos ante la Guardia Civil del municipio mallorquín. Los agentes enseñaron una fotografía del agresor a la británica y ella lo reconoció enseguida. Por esta razón, el joven fue localizado de inmediato. 

La joven fue trasladada al hospital de Son Espases. Allí, un médico le realizó una exploración para confirmar si la británica tenía alguna herida a causa de la supuesta violación. 

El detenido negó que la grabara mientras mantenían relaciones sexuales. Además, aseguró que estas fueron consentidas. En su versión, encendió la linterna del móvil para tener luz. No obstante, la Guardia Civil le intervino el móvil con el fin de analizarlo.