Pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un acto de responsabilidad, tanto hacia nuestra propia seguridad como hacia la del resto de conductores y viandantes. Con ella, se garantiza que el vehículo goza de un buen estado para circular. Pero además es de obligado cumplimiento. Conducir un coche que no tenga pasada la ITV conlleva una sanción de 200 euros. Los mallorquines conocen de primera mano estas multas, ya desde hace meses sufren un colapso que se da en las cuatro estaciones que hay en Mallorca. ¿A qué se debe? Desde el Consell de Mallorca lo tienen claro: a la venta irregular de citas previas por Internet.

Noticias relacionadas

Si alguien trata de obtener su cita previa en la isla hoy en día, puede constatar que tendrá que aguardar, como mínimo, hasta noviembre. Diciembre en el caso de la Estación de Palma I. Si, en cambio, decide presentarse sin cita y aguardar la cola, podría llegar a esperar hasta 4 o 5 horas, tal y como explican varios propietarios de talleres de Mallorca a EL ESPAÑOL. Algo que no está al alcance de todos.

Mientras trascurren los días, el agobio se va haciendo latente y las opciones se van descartando. Una de ellas pasa por pagar un extra a un taller y que sean ellos mismos quienes pasen horas sentados al volante esperando su turno. Eso sí, a un precio bastante más elevado de lo que costaría con cita previa.

Citas previas fraudulentas

El precio habitual que cuesta pasar esta revisión en Mallorca es de 36,93 euros por un vehículo de gasolina y de 52,65 por la de uno diésel. Hacerlo mediante un taller que no tenga cita, cantidades muy variables que pueden decuplicarse.

Sin embargo, si en una búsqueda desesperada vía Internet vemos una oferta que lo hace por algo más de 100 euros, es difícil resistirse. Sobre todo si la fecha de caducidad de la ITV llama a las puertas.

"Tengo citas para ITV en venta en Palma". Este anuncio, del que se ha hecho eco Diario de Mallorca, ya no aparece publicado en Facebook. Probablemente hayan vendido todas las citas previas de las que este anunciante disponía, y de manera ilícita. Prometía pasar la ITV a 110 euros por un coche de gasolina y 120 por uno diésel.

14.800 citas previas irregulares

Este lunes, a través de una rueda de prensa, la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y el conseller de Movilidad e Infraestructuras, Iván Sevillano, han anunciado una medida que creen que pondrá fin a este fraude que afecta a un servicio público. Pretenden agilizar el sistema y evitar las largas listas de espera.

"Se liberarán todas esas citas que no tienen consignada una matrícula. Ascienden a 14.800. La picaresca campa a sus anchas aquí", declaraba Sevillano ante los medios de comunicación.

Según han explicado los miembros del Consell, el colapso en Mallorca se debe principalmente a que empresas y talleres bloquean cientos de citas cada día en las cuatro estaciones de la ITV de Mallorca en perjuicio de los particulares. Tienen, bajo la condición de taller, una hora diaria en la que pueden llevar coches sin necesidad de registrar matrículas.

¿En qué consiste esta medida? Las empresas o talleres autorizados podrán seguir reservando citas sin necesidad de especificar la matrícula de sus vehículos, pero con dos nuevas restricciones.

Estación de a ITV Palma SGS I

En primer lugar, no podrán bloquear más allá de a quince días vista. Es decir, a día 31 de agosto solo podrán reservar citas hasta el 15 de septiembre.

En segundo lugar, este tipo de inspecciones (las que no concretan la matrícula) no podrán sobrepasar el 10 % del volumen total de las que se efectúan cada día en las cuatro estaciones de la ITV.

Además, a partir de ahora, las empresas y talleres deberán entregar a la ITV la identidad de sus encargados para pasar la inspección. Solo ellos podrán pasar la ITV. De este modo se crea un registro de personal y se evita que las citas de un centro pasen a otro, o la posible "picaresca" de vender esas citas a través de Internet.

Es difícil determinar cuántas de estas citas sin matrícula serían fraudulentas o se harían de manera correcta. De cualquier modo, a partir de mediados de agosto todos tendrán que acostumbrarse a este nuevo método.

Más causas del colapso

Para los mecánicos, este fraude es uno de los motivos por los cuales se han producido retrasos. Pero no el único.

Algunos de los propietarios de los talleres de Mallorca consideran que tras la creación de la empresa pública que ahora se encarga de llevar a cabo las inspecciones, en junio de 2018, las revisiones se han vuelto más exhaustivas y, por consiguiente, más lentas. Como consecuencia de este 'trasvase' de responsabilidades, sugieren que han surgido cambios en la maquinaria empleada que podrían no utilizarse con la misma eficacia.

Otros, sin embargo, achacan la demora al aumento del parque automovilístico en la isla. Según los datos del Institut Balear d’Estadística (Ibestat), en 2017 se superó por primera vez el millón de vehículos en Baleares, con 1.001.842 coches registrados. Su media de edad, de 11,25 años.

Según datos del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, en el año 2017 se realizaron 627.907 Inspecciones Técnicas de Vehículos.

200 euros de multa

Tal y como recoge el Real Decreto 920/2017, que entró en vigor el pasado 20 de mayo de 2018, tanto los agentes de la Policía como de la Guardia Civil pueden imponer sanciones de 200 euros a los conductores que circulen sin sus papeles en regla. Eso sí, desde la ITV recuerdan que "si aprovechas la reducción del 50% por pronto pago el importe de la multa no pasará de los 100€". Más allá de la sanción económica, esta infracción no quita puntos del carnet.

¿Cada cuánto hay que pasarla? Dependiendo del vehículo que se conduzca. Lo más frecuente, turismos, deben pasarla a los 4 años. A partir de ahí, cada 2 años hasta que cumpla 10, y de ahí en adelante una vez al año. Las motos, por su parte, deben hacerlo una vez al cumplir 4 años y bienalmente hasta que dejen de circular.