Antonio Luna, líder de Vox en Fuengirola, fue uno de los policías nacionales que detuvieron al portero de discoteca Borja, condenado a dos años de prisión por un delito de homicidio grave: mató a un ladrón que estaba quitándole el bolso a María Jesús, una limpiadora que se dirigía a su puesto de trabajo en el hotel de Las Palmeras. Él, en 2015, acudió al aeropuerto para arrestarlo por haber cometido un crimen como uno de los integrantes del Grupo UDEV I. 

Noticias relacionadas

Él, además, también fue uno de los encargados de llevar la investigación en la comisaria fuengiroleña y, actualmente, es el único concejal de Vox en el ayuntamiento. Entonces, hizo su trabajo: cumplió con su cometido y detuvo a Borja. Ahora, ha reculado tras la iniciativa de su partido, que inició un crowdfunding para pagar los 180.000 euros de multa impuesta a Borja. 

“No estoy obligado a secundar nada, pero en este caso sí lo he hecho porque la considero justa (la campaña de apoyo a Borja). Desde el respeto a la sentencia y a la actuación policial, consideramos que se podría modificar la norma para amparar a aquellas personas que intervienen en legítima defensa de terceros”, ha reconocido en declaraciones a diario Sur

Por eso, ha anunciado que secundará la manifestación programada en el municipio a las 20:00 horas para pedir el indulto de Borja. Sin conocer la filiación política del condenado, considera que lo justo sería que se le quitara la pena por considerar que hizo una buena acción: defender a una limpiadora que estaba siendo robada en ese momento. 

Pero él, entonces, hizo su trabajo. Antonio Luna (Córdoba, 1978) ingresó en el la Policía Nacional y años más tarde, tras pasar por los grupos de Crimen Organizado de la Comisaría Provincial de Málaga, fue destinado a Fuengirola. Allí ha llevado a cabo su labor en UDEV I, investigando sucesos, homicidios y agresiones. 

Entre ellos, tuvo que llevar la investigación de Pedro, matado por Borja tras un forcejeo. Él fue una de las personas que acudió al aeropuerto para detenerlo cuando este volvía de Londres, a donde había huido tras el incidente producido el 9 de febrero de 2015, cuando el relaciones públicas de la discoteca de Fuengirola, tras terminar su trabajo, intentó detener un robo y acabó cometiendo un homicidio considerado grave. 

Después, Luna ingresó en Vox. Ya llevaba militando desde 2014, pero cuando le propusieron encabezar la lista en Fuengirola, aceptó. Sacó la única plaza de la formación en el municipio y pidió una excedencia para dedicarse íntegramente a la política.