La diputada de Vox, Carla Toscano, ha incendiado las redes sociales con unas declaraciones sobre las jornadas del Orgullo Gay en Madrid. A través de su cuenta personal, la representante del partido de extrema derecha en el Congreso de los Diputados ha publicado un tuit criticando la medida del Ministerio de Sanidad.

Noticias relacionadas

La medida consiste en destinar algo más de 14.500 euros para los preservativos y lubricantes que se regalaran durante estos días en el Orgullo Gay en Madrid.

Para la diputada del partido ultra se trata de un caso de despilfarro de dinero público. Dice que no entiende por qué se destina tanto dinero de todos para estas cosas. Ni siquiera aunque esto tenga que ver con la prevención de enfermedades de transmisión sexual como el VIH. 

La controversia, claro, no se ha hecho esperar. Miles de comentarios ha llegado a modo de respuestas al tuit. Sus declaraciones se producen unos días después de que la presidenta de Vox Madrid, Rocío Monasterio, aseverase este pasado lunes que la celebración del Orgullo LGTBI es "contrario" al concepto de "respeto a la persona", y considera que da una visión denigrante" y "de caricatura" de las personas LGTBI.

"Esta fiesta y esta forma de tratar al colectivo es lo contrario a lo que creo que tiene que ser el respeto a la persona. No creo que para este colectivo sea bueno una visión denigrante y casi de una caricatura que muchos no comparten", ha expresado Monasterio en una entrevista en La Contra TV recogida por Europa Press.

Mejor en la Casa de Campo

Todas estas polémicas declaraciones se producen durante la misma semana en la que se celebra el Orgullo en Madrid, siendo el punto fuerte de la misma la manifestación de este sábado. Sobre esta, Monasterio ya afirmó que debería celebrarse en la Casa de Campo, y se reitera en ello.

"Me reafirmo, si no se respetan ciertas condiciones, tienen que ir a un lugar donde no se agreda a los madrileños; si ellos están dispuestos a hacer una manifestación en la calle respetando a todos los madrileños, por supuesto que lo pueden hacer, pero no es lo que hemos visto", ha expresado a renglón seguido.

Y es que considera que "cuando una madre y un padre salen a la calle del portal de su casa no tienen por qué encontrarse con ese espectáculo" en el que se "denigra la dignidad de la persona", donde haya exhibiciones poco decorosas y "actos explícitos sexuales en la calle".