Sin duda, los amantes de los coches recordarán con cariño la marca Hummer. Todavía hoy se puede ver alguno en circulación si se conserva en buen estado, pero sus ventas cesaron en el año 2010. La nostalgia de muchos conductores por este coche podría revivirlo, aunque mediante una única posibilidad: que fuese 100 % eléctrico.

Noticias relacionadas

Aunque tuvo un corto periodo de vida (menos de 20 años), Hummer logró convertirse en una de las marcas más icónicas. No por sus ventas ni por sus prestaciones, sino por su aspecto agresivo, corpulento, poderoso, gigante.

Concebido como un coche militar en sus primeros años, finalmente se adecuó para el uso urbano. Sobre todo gracias al interés y al impulso del el actor y ex Gobernador de California Arnold Schwarzenegger, quien lo popularizó durante las navidades del año 2003 y lo convirtió en el capricho de muchos estadounidenses.

A pesar de que no fue líder de ventas, fue todo un icono americano

"Me encanta el Hummer. No estoy seguro. Estamos estudiándolo todo". Esta era la contestación que ofreció Mark Reuss, presidente de General Motors (GM) (compañía que se hizo con Hummer en 1998) ante la ocurrencia de un posible regreso del gigante, tal y como recogió el medio Bloomberg.

De esta forma, iluminaba la semana pasada a todos los amantes que anhelan el regreso de un emblema americano. Tal fue la emoción que generó esta declaración que ese mismo día las acciones del conglomerado de marcas de coches subieron un 0,7 %, a 35,93 dólares a las 11:04 horas en Nueva York.

El inconveniente, la batería

Esta operación, aunque no imposible, conllevaría un gran esfuerzo de ingeniería para hacerlo posible. No solo sería necesario rediseñar los modelos para que puedan albergar las baterías (el componente que mayor espacio ocupa en un coche eléctrico), sino que habría que dar con la tecla para crear una batería capaz de mover semejante tanque.

Precisamente, la envergadura del coche americano fue lo que  consagró a Hummer en el panorama automovilístico, pero también fue lo que la sentenció; el gran consumo de combustible que requería para poder moverse en un contexto de subida de precio del barril, y del inicio de una nueva fase en cuanto a concienciación climática social, provocó el cierre de la marca.

Distintos modelos de la marca Hummer

Sin sus dimensiones, Hummer no habría sido lo que fue. Y tampoco volverá a serlo si decide renunciar a ellas.

Por ello, la única vía para que este 'sueño' salga adelante es que consigan mover el mamotreto con energía 100 % eléctrica. Desde GM, según detalla el portal de información, ya trabajan en ello.

Bajo la consigna del fabricante de vehículos de poner en el mercado 20 modelos eléctricos para el año 2023, desarrollan, por un lado, el proyecto BEV3, para crear turismos, SUV y otros modelos de tamaño pequeño y mediano. Por otro lado, un proyecto paralelo para crear pickups y vehículos más grandes. Ahí encajarían los posibles Hummer, por lo que el trabajo no partiría desde cero.

¿Cuánto podría costar?

Ahora bien, sería viable hoy en día desarrollar un vehículo de estas características? Actualmente, el vehículo eléctrico que más se le podría asemejar (siendo uno un todoterreno nato y otro un SUV) es el nuevo Audi e-tron. Comparándolo con el antiguo H2, probablemente el modelo más emblemático de Hummer, es más corto, más estrecho, más bajo y, por supuesto, también más ligero.

Los 2.565 kilos de peso del e-tron son movidos por una batería de 95 kWh y le permiten recorrer oficalmente 328 kilómetros, según el ciclo de homologación oficial de la EPA (U.S. Environmental Protection Agency), lejos de los 417 que el fabricante alemán prometió.

El H2, según su ficha técnica, pesaba más de 400 kilos de lo que pesa el Audi (2.984 kg). Además, las baterías eléctricas incrementan considerablemente el peso final del vehículo, por lo que necesariamente necesitaría una batería de mayor potencia. También es cierto que contaría con mayor espacio para alojarla, pero quizá la correlación no saldría a cuentas. Es lo que estarían "estudiando".

Modelo Hummer H2 Audi e-tron
Largo 5,17 m 4,901 m
Ancho 2,063 m 1,93 5m
Alto 2,012 m 1,629 m
Peso 2.984 kg 2.565 kg
Precio 74.550 € 82.440 €

Trasladando la misma comparación al posible precio que podría tener, el e-tron se vende por 82.440 euros. Teniendo en cuenta que la versión de combustión que más se le asemeja dentro de la marca podría ser el Audio Q5 (a la venta por 49.140 euros). Justo dos tercios adicionales de su precio.

El H2 se comercializaba a un precio de 74.550 euros. Realizando la misma proporción, obtenemos un resultado de 123.753 euros. Pero teniendo en cuenta que se trata de una marca destinada a otro público y de que es todo un emblema (sobre todo en el continente americano), su precio probablemente fuese superior.

Por poner un ejemplo, recientemente se ha anunciado la presentación de un Ford Mustang (otro icono de la carretera) completamente eléctrico para el mes de julio. No se trata de un modelo oficial de Ford, ya que lo ha desarrollado el fabricante Change Cars, y además se tratará de un modelo exclusivo, de la que solo se crearán 500 unidades. Su precio será de 337.000 euros, frente a los 41,850 euros que cuesta su modelo más básico en un concesionario Ford. Para los curiosos, este fue el vídeo de su anuncio:

¿Qué ocurrió con Hummer?

Hummer, o mejor dicho, Humvee (High Mobility Multipurpose Wheeled Vehicle) nació como una solución para los nuevos conflictos armados en los que participaba EE.UU. en la década de 1980. Era un vehículo militar 4x4 sucesor del jeep, pero que respondía a las nuevas necesidades del ejército del país.

El vehículo adquirió fama nacional cuando, en plena Guerra del Golfo, apareció en todas las televisiones del país en las retransmisiones de la CNN.

Sin embargo, no fue hasta que Arnold Schwarzenegger probó uno de estos vehículos durante el rodaje de la película Poli de Guardería (1990) cuando AM General (AM), el fabricante del hasta entonces Humvee, se decidió a lanzar al mercado una versión apta para civiles. El actor se mostró públicamente "muy asombrado" con el vehículo militar.

Humvee de combate empleado por los Marines Americanos

En el año 1995 AM comenzó la comercialización de M998, el que más tarde se denominaría H1. La compañía vendió el nombre de la marca a General Motors en el año 1998, y a partir de ese momento se convirtió en el responsable tanto de la venta como la distribución del todoterreno.

En los años siguientes, GM diseñó el H2 y el H3. Los coches de la marca Hummer representaban los ideales norteamericanos, y sus ventas crecían año tras año. Su pico lo alcanzó en el año 2006, con un total de 71.500 modelos vendidos. Y ahí comenzó su declive.

El encarecimiento del barril de petróleo, combinado con los altos consumos de los Hummer (en el caso del H2, 21,4 litros a los 100 kilómetros en entornos mixtos y hasta 26,8 litros a los 100 en entornos urbanos) comenzó a suponer un problema para sus conductores. La crisis económica y la creciente preocupación por el medio ambiente y el cambio climático certificó su fin. En el año 2010, tras solamente vender 4.000 unidades, General Motors acordó su cierre.