La joven rumana de 31 años Dana Leonte, desaparecida desde el 12 de junio y madre de una bebé de siete meses llamada Lucía, habría recibido amenazas por parte de un prestamista malagueño que le entregó cerca de 15.000 euros para poner en marcha su propio negocio de hostelería en Arenas (Málaga).

Noticias relacionadas

Según Sergio Ruiz, pareja de la desaparecida y padre de su hija, ese hombre estaría "presionando" a Dana y reclamándole el dinero. “Por eso ella se ha quitado de en medio”, explica su novio.

EL ESPAÑOL contactó este lunes con la pareja de Dana Leonte. Sergio Ruiz explica que, tras interponer una denuncia ante la Guardia Civil al día siguiente de su desaparición, puso en conocimiento de los investigadores una serie de mensajes sonoros de Whatsapp y también capturas de pantalla con las amenazas de dicho hombre a Dana.

En esos audios, según Sergio, Dana le explica los problemas que tiene con el citado prestamista, un hombre que se llama Paco y que es “muy conocido en la provincia de Málaga”. Le habría prestado "entre 14 y 15.000 euros, además de un coche".

"Se ha ido a Rumanía en autobús"

“Estoy seguro de que se ha marchado a Rumanía para quitarse el marrón de encima”, explica Sergio. "Me dijo que iba a irse en autobús para no dejar rastro". El novio de Dana contó a la Guardia Civil que vio por última vez a su pareja el miércoles 12 de junio, pero que ella volvió a la casa de ambos un día después “para llevarse 1.200 euros en dinero metálico y algo de ropa”. Sergio no estaba en ese momento. Desde entonces, explica el hombre, de 37 años y empleado en un almacén de material de construcción, no sabe nada de ella.

Lucía, la hija de ambos, se ha quedado a cargo de su padre, que recibe ayuda de su familia para atender a la bebé cuando él se encuentra en el trabajo. La pareja lleva dos años junta. Aunque en ocasiones se han distanciado, con la llegada de la niña habían retomado la relación.

En el pasado Dana denunció a Sergio por malos tratos tras una fuerte discusión en presencia de varios familiares. A él se le impuso una orden de alejamiento sobre ella. El caso se archivó por el juzgado de Vélez-Málaga por falta de pruebas y después de que la hermana de Sergio, Eva, declarara que, en realidad, la que agredió fue Dana.

Dana tiene 31 años y es madre de una niña de siete meses llamada Lucía. EE

"Todo esto es muy extraño"

Dana lleva 14 años residiendo en España. Un año después llegó a este país su hermano Florín. En conversación con este periódico, el hombre asegura que Dana “no se ha marchado de forma voluntaria, le ha debido de suceder algo”. Florín ha contactado con amigos de su hermana en Italia, Alemania o Rumanía y ninguno sabe nada de la joven madre.

La última vez que Florín y Dana hablaron fue el miércoles 12 de junio. La conversación se produjo a través de audios de Whatsapp. Ella, según su hermano, le transmitió tranquilidad y no le comentó que tuviera ningún problema. “Luego, desapareció”.

Ahora , Dana, quien no ha vuelto a abrazar a Lucía desde hace casi dos semanas, no da señales de vida y su teléfono se encuentra apagado. “Me habló como siempre. No le noté nada raro ni ella me dijo nada que me alertara. Todo esto es muy extraño".

Tres desapariciones

La desaparición de Dana Leonte es la tercera que se conoce en la provincia de Málaga en la última semana tras los casos de José, un vecino de la capital, y de Juan, del municipio de Vélez Málaga.

José Martín Gálvez, un vecino de 66 años, residente en Nueva Málaga, desapareció el pasado miércoles. La familia no explica cómo ha podido suceder. El hombre estaba en tratamiento médico y desapareció en medio de la noche, mientras sus familiares dormían. 

La familia de Juan José Sánchez Bueno tampoco haya consuelo desde hace varias semanas. Este hombre de 39 años también desapareció sin dejar rastro. Tiene pelo canoso, ojos verdes y un tatuaje temático de un escorpión.