Kelly nunca había tenido novio. Tenía solamente 17 años y, según cuentan en su entorno, desconfiaba un poco de los hombres por alguna mala experiencia en el pasado. Kelly era ecuatoriana pero se instaló en Reus hace un par de años. Allí conoció a Mauricio, 'Tocoto': un camello dominicano de 19 años. Él se convirtió en su primer novio no hace ni dos meses. Él la degolló el miércoles y después se tiró por la ventana.

Los alumnos del IES Salvador Vilaseca (Reus, Tarragona) han tenido que ser atendidos por psicólogos esta mañana. Lágrimas, gritos y algún ataque de ansiedad, especialmente entre los de 4º de ESO. En esa clase estudiaba Kelly M.Q., la sexta víctima mortal de la violencia machista en España este año. Murió decapitada a manos de su novio el miércoles por la tarde. Primero la ató a una silla. Le pegó una paliza que le desfiguró hasta la cara. Luego le cortó el cuello con un cuchillo.

Kelly llegó a España junto a su madre en mayo de 2017, procedente de Italia. Un país al que soñaba volver.  Los inicios en Reus fueron duros, aunque ya estaba perfectamente integrada en el pueblo. Pero seguía siendo una persona reservada para relacionarse con los chicos. Por eso sus amigas se interesaron bastante por cómo la trataba Mauricio 'Tocoto'. Él se convirtió en octubre en el primer novio de su vida. Y aseguraba Kelly que era muy cariñoso con ella, que la trataba muy bien.

El camello que llegó de Suecia

No obstante, los que le conocía desconfiaban del 'Tocoto'. Un personaje bastante siniestro para tener solamente 19 años. Nacido en Santo Domingo (República Dominicana), llevaba instalado en Reus desde su infancia. Hace un par de años se marchó a Suecia "para ganar mucho dinero, decía. Cuando volvió estaba muy cambiado. Traficaba con drogas de todo tipo y se metía muchísimo. Siempre fue de malote, pero tras volver de Suecia con pasta vino muy crecido", explica un antiguo amigo, que incluso dejó de relacionarse con él tras esta especie de transformación.

Mauricio, de 19 años, había estado viviendo en Suecia

Chocó de primeras que una chica tan tímida y reacia a tener relaciones se ennoviase con Mauricio. Y aunque ella aseguraba que estaba muy feliz con el chico y que se portaba bien con ella, algunas personas de su entorno habían visto cosas raras. Un amigo de Kelly se cruzó con la pareja, él la saludó y ella apartó la vista mientras el Tocoto se encaraba. Celos. Otros llegaron a decir que los habían visto discutiendo por la calle y que él le levantó la mano.

Pero nadie se imaginaba el fatal desenlace que estaba por acontecer el miércoles por la tarde. Kelly vive con su madre en el 14 de la calle de la Argentera. Pero la madre está trabajando en Italia, y Mauricio se venía con ella para que ella tuviese compañía. El miércoles estaban los dos solos.

Atada a una silla

No se sabe qué sucedió sobre las dos de la tarde. De primeras, que ella tendría que estar en clase, pero estaba con Mauricio en su domicilio. Los que conocen al 'Tocoto' creen que él debería de estar bajo el efecto de las drogas y discutieron. Se desconoce el detonante; lo que sí se sabe es que él la ató a una silla y allí le propinó una paliza de muerte. Cuando acabó de pegarle, agarró un cuchillo de grandes dimensiones y cortó el cuello de Kelly. 

Domicilio en el que Mauricio mató a Kelly y luego se suicidó

Tal vez en un momento de lucidez se dio cuenta del crimen que acababa de cometer. Por eso se lanzó desde el balcón del quinto piso. "Entró un cliente gritando y diciendo que se acababa de tirar un tío desde el balcón; así nos enteramos nosotros", cuentan en el bar de la esquina. Todavía nadie sabía nada de lo que acababa de suceder dentro del piso. Llamaron a los Mossos y a la ambulancia. Encontraron a Mauricio agonizando en el asfalto y lo trasladaron al hospital Joan XXIII, donde fallecería poco más tarde.

La madre de la fallecida está en Italia

Los Mossos subieron hasta el piso para intentar averiguar lo que había sucedido para que un chaval de 19 años se tirase desde el balcón. Cuando accedieron a la vivienda se encontraron el dantesco panorama: Kelly estaba atada y decapitada. Su madre en Italia, ajena a la suerte que acababa de correr su hija. 

Todo resultó muy confuso durante las primeras horas. Los vecinos leyeron que habían matado a una mujer de 38 años. Luego, que los fallecidos eran un matrimonio chileno. No ha sido hasta esta mañana cuando se ha conocido la identidad de la fallecida en el instituto en el que estudiaba Kelly. "No podemos hablar; desde el Departament d'Educació nos han dicho que asumen ellos esa labor", cuenta una portavoz del instituto todavía en shock.

Kelly, de 17 años, poco antes de morir

Sí que organizaron una concentración de repulsa a las 12 del mediodía y otra a las ocho de la tarde. Pero entre los estudiantes, ni los psicólogos de guardia ofrecían consuelo. Adolescentes destrozados por un dolor que no acaba aquí. Las propias amigas de Kelly han difundido que la madre de la fallecida (que al cierre de esta nota estaba viajando desde Italia), no dispone de los recursos económicos suficientes para asumir la incineración de su hija de 17 años. Piden ayuda. Pero sobre todo, piden "que acabe ya la violencia machista. No hay derecho a que una persona que todavía no era mayor de edad tenga que morir de forma tan brutal porque un tío creía que ella era de su propiedad", concluye la mejor amiga de Kelly. 

Kelly M.Q. es la sexta mujer asesinada en 2019. En España, en 2019, también ha sido asesinada Rebeca Santamalia, de 47 años; Romina Celestede 28 años; Leonor Múñoz González, de 47 años; Rebeca Alexandra Cadete, de 26 años y Rosa Romero Rueda, de 69 años. La serie 'La vida de las víctimas' contabilizó 47 mujeres asesinadas en 2018 y 53 mujeres en 2017.