Vecinos de El Campillo (Huelva) asaltaron la tarde del martes 1 de enero la vivienda en la que residía Bernardo Montoya, autor confeso del asesinato de Laura Luelmo. Según adelantó Voz Pópuli, la puerta de la casa estaba abierta con el precinto roto.

Tal y como cuenta ahora Diario de Huelva, algunos vecinos temen que la casa, situada en la calle Córdoba, pase a ser la residencia de su hermano gemelo, quien lleva 18 años en prisión por asesinar a una mujer en Cortegana, una localidad próxima.

La Guardia Civil se personó en la vivienda después de que otros vecinos alertaran de lo que estaba sucediendo. El propietario de la casa es el padre de Bernardo Montoya, quien mató a la profesora zamorana. Laura Luelmo, de 26 años, se instaló en un inmueble situado justo en frente el 10 de diciembre, dos días antes de desaparecer.

La casa de El Campillo en la que se instaló Laura Luelmo. EDC

Según informa el citado medio de comunicación onubense, los agentes de la Benemérita que intervinieron colocaron un candado y cadenas en la puerta de la entrada de la vivienda de los Montoya para evitar hipotéticos nuevos ataques.

Numerosos habitantes de El Campillo temen que Luciano Montoya, quien actualmente está cumpliendo su condena en la cárcel de Ocaña II (Toledo) se instale en la casa de su padre cuando salga libre. Todavía le restan nueve años de reclusión.

Luciano Montoya disfrutó de su primer permiso penitenciario desde que ingresó en la cárcel el lunes 17 de diciembre. Coincidió con la posterior detención de su hermano. Ahora algunos habitantes de El Campillo intentan que no se instale en la vivienda donde residía su hermano Bernardo, que abandonó la prisión en octubre de 2018.