"No buscamos venganza, sino seguridad para nuestros hijos". Desde que las Fuerzas de Seguridad dieron con el cadáver de Diana Quer, su padre, Juan Carlos, ha reiterado que lo ocurrido a su familia debe ser el inicio de un camino. A partir de ahí, se puso manos a la obra y, en colaboración con los del Castillo y los Cortés, entre otros, ha logrado dos millones de firmas que claman por el mantenimiento de la prisión permanente revisable.

Noticias relacionadas

La cifra ha sido presentada en un acto en la Escola Galega de Administración Pública, en Santiago, por el propio Quer y Juan José Cortés, cuya hija Mari Luz fue violada y asesinada en Huelva hace diez años.

Juan Carlos Quer: "No he estado en política y jamás lo estaré"

Juan Carlos Quer ha insistido en que su campaña no se adscribe a ninguna ideología política: "No he estado en eso y jamás lo estaré". Esta plataforma, impulsada por distintas familias víctimas de casos similares, seguirá recabando firmas a través de Change.org con el 13 de febrero marcado en rojo en el calendario, cuando el Congreso debatirá la derogación de la prisión permanente revisable. El PP se muestra en contra y la oposición a favor. El PSOE llegó a recurrir ante el Tribunal Constitucional.

"Ocho de cada diez españoles están a favor, sólo les pedimos a los políticos que estén a la altura de su pueblo", ha remarcado Quer. El padre de Diana también ha lanzado un reto a Podemos: "Que lo consulten en asamblea, la mitad de sus votantes, según las encuestas, están a favor".

"Haremos todo lo posible para seguir sumando apoyos y evitar que los delincuentes salgan a la calle". Justo después de pronunciar estas palabras, Quer ha puesto sobre la mesa el caso del violador del estilete, que abandonó la prisión tras haber cometido 54 agresiones sexuales y que, ahora, ha vuelto a ser apresado por una presunta reincidencia.