E.E.

¿Qué ocurrió en el piso de Elda en el que se produjo el asalto? ¿Por qué dos hombres vestidos de motoristas asaltaron a Alejandra y a un niño de 8 años -hijo de acogida de la pareja de ésta-? Se sabe que la mujer recibió cartas con posibles amenazas, pero se investigan las causas en un caso envuelto en misterio. Por ahora, la hipótesis de un ajuste de cuentas o una extorsión va ganando fuerza, según advierten fuentes próximas al caso a Diario Información.

Han sido demonios, no queda otra”, balbucea una mujer descompuesta en el bar Puerto Banús, de Elda. Como ella, los vecinos de este municipio alicantino no aciertan a describir el horror desatado en el número 26 de la calle Quijote. En la noche del martes pasado, dos agresores asaltaban en el portal a un niño autista, de 8 años, y a Alejandra, sordomuda y pareja de Dani, padre de acogida del crío. El resultado: el chaval resultó muerto y ella, herida y golpeada. Y como el crimen escapa al entendimiento de los habitantes de Elda -“los tres son personas excepcionales, queridísimas”-, recurren a las metáforas: “Sea lo que sea lo que se vivió ahí dentro, tuvo que ser un infierno”.

Las banderas del Ayuntamiento ondean a media asta y en las inmediaciones del lugar del crimen se ha instalado el desconsuelo. Los vecinos vivieron momentos de angustia al ir conociendo las noticias relacionadas con el crimen. Los familiares de las víctimas se debaten en el desconsuelo: "quién" y "por qué" son las preguntas que no pueden quitarse de la cabeza. Si Dani, deportista de élite y entrenador de atletas, es una persona admirada, “incapaz de hacer daño a nadie”; Alejandra, que “es un cielo”, siempre atiende con una sonrisa en la tienda de ropa en la que trabaja. Y el niño: “¿Por qué el niño? ¿Qué culpa tendrá de nada ese angelito?”, señalan los conocidos de la pareja.

EL ESPAÑOL recoge los testimonios que pueden aportar algo de luz en un caso que se encuentra bajo investigación policial. Los agentes no descartan ninguna hipótesis. Aún no se ha publicado el informe forense y todavía no se sabe si el chico murió por posibles agresiones o ante un posible ataque de ansiedad o epiléptico, provocado por los nervios de la situación. 

“La calle se llenó de policías”

Tras la barra del bar Rellims, a dos manzanas del lugar del suceso y en la misma calle Quijote, de Elda, atiende un camarero aún sobrecogido. Es el mediodía de este miércoles y apenas han pasado unas horas desde el crimen, que tuvo lugar a las 20.30 de este martes: “Los que mataron al crío debían de estar por la zona desde por la mañana. La Policía ha venido a preguntarnos si habíamos visto a dos hombres vestidos de motoristas por la zona. Por lo visto, estuvieron esperando por aquí hasta que finalmente cometieron el crimen. Conocemos mucho de vista a la pareja: tienen unos 40 años, son muy simpáticos y se dejan ver a menudo.

El suceso se produjo en la céntrica calle Don Quijote, de Elda, Alicante. Manuel Lorenzo EFE

En cuanto cometieron el crimen y una vecina dio la voz de alarma, la calle entera se llenó de coches de Policía. Enseguida llegó el padre de acogida del chaval asesinado, que es autista. Le dio un ataque de ansiedad. A la madre de acogida del niño -están separados- ni la dejaron subir al piso. Al crío lo sacaron pasada la medianoche”.

“Esperaron en el rellano”

Una vecina que ronda los 60 años, pelo moreno y vestida con un batín claro, se asoma desde la ventana de un portal próximo. Asiste curiosa al revuelo de periodistas que se agolpan frente al número 26 de la calle Quijote: “Aquí se armó una tremenda. Eran las nueve de la noche. Dicen que fue una vecina de ellos la que avisó a la Policía. Y que los 'malos' esperaron en el rellano de la casa a que salieran la mujer [en referencia a Alejandra] y al niño. Los debieron de meter a empujones en la vivienda y allí hicieron lo que hicieron.

Se ha oído de todo: que si a ella la agredieron sexualmente [extremo que niega la familia de la mujer agredida y también fuentes próximas al caso], que si al chaval le pegaron [las circunstancias de su muerte todavía están por aclarar]… Sea como fuera, ahí dentro pasó lo que pasó. Y que se llevaron a un chico de 8 años muerto, al que querían con pasión. Ella cuidaba de él como si fuera su propio hijo”.

“Una videollamada de socorro”.

Alejandra, sordomuda, fue golpeada, maniatada y los agresores le vendaron los ojos. Al chico se lo llevaron a otra habitación, donde los agentes policiales lo encontrarían debatiéndose entre la vida y la muerte. En un momento dado, la mujer consiguió acceder a su teléfono móvil y enviar una videollamada de socorro a sus padres, también vecinos de Elda. A continuación extendemos extractos informativos del diario Valle de Elda, confirmados por EL ESPAÑOL por fuentes próximas al caso: “[Los padres de Alejandra] están esperando que la Policía Nacional o la Judicial les informe sobre las averiguaciones que están realizando y que su hija, que es sorda, les hizo una vídeo llamada de auxilio para alertarles, por lo que ellos se encaminaron hacia el domicilio de la joven.

La Policía buscó en las inmediaciones un posible rastro de los agresores. Manuel Lorenzo EFE

Al parecer los presuntos asesinos le taparon los ojos a la mujer, y se llevaron al niño a otra habitación, por lo que la joven no pudo ver ni oír lo que le hacían al pequeño. Conviene aclarar que la mujer tiene una vida normalizada, desempeña una labor profesional en una importante empresa ubicada en Elche, y que se le entiende perfectamente cuando se comunica”.

“Al padre le dio un ataque”

Carlos atiende desde una tienda próxima al lugar en el que sucedieron los hechos. Se encontraba dando su habitual paseo cuando se encontró con la escena policial: “Debían de ser las nueve o nueve y media cuando vi todos los policías y el despliegue. Me quedé por aquí, por la zona, charlando con algunos otros que se habían quedado para saber qué había pasado.

El padre, Dani, vino corriendo. Estaba en el polideportivo charlando con otras personas cuando se enteró de la noticia. Subió a la casa y al bajar tuvieron que meterle en un coche porque le había dado un ataque, esperando que ahí dentro se tranquilizara.

“La ciudad está conmocionada”

Rubén Alfaro, alcalde de Elda por el PSOE, expresó el pesar del Ayuntamiento y de todos sus concejales tras la reunión de la junta de portavoces que se celebró este miércoles por la mañana. También se refirió a Alejandra, que ya ha sido de alta del Hospital de Elda donde ingresó en estado de shock por los sucesos. Y a los cuerpos policiales que trabajan por esclarecer un caso en el que no se descarta ninguna hipótesis.

“Los hechos han conmocionado a toda la ciudad. Ponemos a disposición de los padres del niño y a los familiares todo el apoyo y el soporte que pueda prestar el ayuntamiento de Elda y, de manera especial, el Centro Mujer de la Generalitat Valenciana que ha ofrecido todo su apoyo y colaboración. Depositamos nuestra confianza en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y, de manera especial, en el Cuerpo Nacional de Policía, que se ha hecho cargo de la investigación, así como en la acción de la Justicia ante estos execrables hechos”.

Banderas a media asta en el Ayuntamiento de Elda, Alicante.

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain