"Todo esto es insoportable". Francesco Arcuri ha reaccionado a la carta escrita por Juana Rivas, la madre de Granada, en paradero desconocido junto a sus hijos desde hace más de 20 días. En una declaración a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, el padre italiano da su versión de los hechos y dice sentirse víctima de una “intensa campaña difamatoria, orquestada por el entorno de la madre”.

Noticias relacionadas

Arcuri, condenado por un delito de lesiones en el ámbito familiar en 2009, explica que es "terrible la indefensión" a la que está siendo "sometido con algunos medios, que se limitan a recoger testimonios anónimos" en su contra "sin querer proporcionar otros que avalan" su "papel de buen padre y pareja". "No soy el terrorista del que se ha llegado a hablar". Critica que el "único objeto de esta campaña ha sido justificar el delito de sustracción de menores, delito por el cual [Juana Rivas] ha sido condenada".

El padre dice que se ha visto “obligado a contar” su historia: "Se trataba de hacerme pasar como un maltratador a los ojos de la opinión pública, en un proceso inquisitorial paralelo a la ley donde yo de repente sería el imputado y Juana Rivas la víctima".

Pide a la Fiscalía de Menores que actúe

“Afortunadamente, aunque las calumnias me han afectado a nivel emocional, nunca han tenido importancia en el procedimiento judicial”. Pide a los jueces que “sean capaces de ceñirse a los hechos probados y a la ley, y no a una campaña mediática”. “No se la deseo ni al peor de mis enemigos”, añade. 

Asimismo, en su misiva, Arcuri solicita a la Fiscalía de Menores de Granada que “active el protocolo internacional de desaparición” de sus dos pequeños, de 3 y 11 años, ilocalizables desde el pasado 26 de julio, día en el que Juana Rivas incumplió una orden judicial y huyó junto a los menores. “Soy un padre con dos resoluciones judiciales a su favor que lleva más de un año sin ver a sus hijos, secuestrados ilegalmente”.

Imagen de Juana Rivas junto a sus hijos de 3 y 11 años. Cedida por la familia.

"Testigos fantasma"

También acusa a los medios de fabricar "testigos fantasma". "Una vez hablaron en la prensa de un vecino en Italia que había visto alguna atrocidad. Este vecino un día me llamó diciéndome que la prensa española le había llamado por teléfono y subrayó la falsedad de la declaración y, además, declaró todo lo contrario. Pero ningún medio se volvió a interesar por él".

El padre se queja de la "campaña" contra él afecta no solo a su persona, sino también a su negocio. Cuenta que la web del hotel rural que regenta en la isla de San Pietro (región de Cerdeña) se está llenando de “falsos” comentarios negativos. “Yo vivo del alquiler de habitaciones en mi preciosa casa rural. Ahora recibo y llegan a Tripadvisor numerosos comentarios falsos en castellano que hablan muy mal de mí, de las habitaciones y de los servicios que ofrecemos”.

Arcuri también espera que este caso sirva no solo para recuperar a sus hijos, sino también para “iniciar una profunda reflexión sobre cómo las campañas de difamación no pueden estar por encima de la ley”. Afirma seguir “teniendo confianza en la justicia” y está “preparado a denunciar a los que intencionadamente han intentado calumniarme a través de mentiras y falsedades”. 

Tras las manifestaciones celebradas este lunes en apoyo de la madre, la defensa de Arcuri puso en marcha el estudio de acciones legales contra el Ayuntamiento de Maracena (Granada) por proteger a la madre desde el consistorio.