El Español
Vivir
|
Salud

Una máquina mejorará la conservación de los hígados a trasplantar en el Hospital de A Coruña

El CHUAC incorporó un dispositivo de perfusión hepática que imita la función del cuerpo humano y recrea las condiciones ideales para que un órgano sobreviva fuera del organismo
El dispositivo de perforación que incorporó el CHUAC.
CHUAC
El dispositivo de perforación que incorporó el CHUAC.
Ofrecido por:

El Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC) acaba de incorporar una máquina de perfusión hepática que imita la función que realiza el cuerpo humano y recrea las condiciones ideales para que un hígado sobreviva fuera del organismo. Este dispositivo permitirá conservar los órganos extraídos de los donantes en mejores condiciones hasta que se implantan en los receptores.

"Hasta el momento actual, la manera de preservar el órgano desde que se sacaba del donante hasta que se implanta en el recepto consistía en lavarlo por dentro con una solución de preservación y mantenerlo en frío a cuatro grados el tiempo que se tarda hasta que se implanta", explica el médico adjunto del servicio de cirugía general y miembro del equipo de trasplante hepático del CHUAC, Javier Aguirre. La nueva tecnología permitirá conservar los órganos sanos, e incluso aquellos dudosos en cuanto a su validez, en mejores condiciones y evitando posibles daños.

Aumentar el número de órganos a trasplantar

Las máquinas permiten mejorar las condiciones de conservación de los órganos donados, evitando que las células sufran en isquemia fría mientras el hígado permanece fuera del organismo. "Con estas máquinas lo que se hace es, mediante una bomba, se está perfundiendo todo el rato el hígado, que además está oxigenado y se mantiene a cuatro grados", explica el doctor del CHUAC.

Los sanitarios pueden, además, evaluar cómo funcionará el hígado y aumentar el número de órganos a trasplantar. "Hoy en día, con el aumento de la edad media de los donantes y que tienen más enfermedades, estas máquinas lo que nos permiten es mejorar las condiciones de preservación de esos órganos. Van a llegar en mucha mejor condición al trasplante y nos va a permitir utilizar algunos que a lo mejor, con la preservación clásica, no podríamos utilizar", explica Aguirre.

El centro hospitalario aclara que el dispositivo solo sería utilizado en órganos que necesiten una mejora en la preservación por sus condiciones. Así, los hígados de características dudosas de donante cadáver se podrán optimizar en esta máquina para que disminuyan los daños producidos por la preservación, según informa el CHUAC en una nota.

"Coa incorporación desta máquina de perfusión hepática o CHUAC consegue manter a excelencia dos programas de doazón e transplante de órganos, ademais de situarse como un dos centros con maior actividade transplantadora a nivel nacional", recoge la nota remitida por el hospital coruñés. El CHUAC realizó, en lo que va de año, 22 trasplantes hepáticos, cifra similar a la conseguida en el mismo periodo del año pasado.

Vivir