El Español
Vivir

Taccone: El artista urbano afincado en A Coruña que le da color a los días grises

Una de sus metas principales se centra en darle vida "a una ciudad gris" como considera en parte A Coruña debido al clima y a la presencia de numerosos muros y espera que estas ideas sean escuchadas por los que mandan para que se conviertan en realidades
Taccone realizando un mural.
CEDIDA
Taccone realizando un mural.
Ofrecido por:

El venezolano Gabriel Taccone, de 24 años, es un artista que se enamoró de A Coruña durante una visita y se quedó. Desde hace dos años ha establecido en su casa de la ciudad su centro de operaciones y parte de sus calles han sido el escaparate de sus creaciones de arte urbano, además de inspirarse en diferentes rincones para realizar otro tipo de iniciativas. Una de sus metas principales se centra en darle vida "a una ciudad gris", como considera en parte a A Coruña debido al clima y a la presencia de numerosos muros y espera que estas ideas sean escuchadas por los que mandan para que se conviertan en realidades.

Taccone proyecta en su mente una A Coruña inspirada en municipios y ciudades cercanas como Carballo (existe una ruta de murales) o Vigo, donde es evidente la presencia de diversas creaciones artísticas en fachadas que le dan a estos lugares un aire diferente.

Uno de sus principales pensamientos es que el arte "es integral", razón por la que le gustaría experimentar en diferentes ámbitos, aunque ya lo hace con las camisetas y tote bags que ha creado con motivos coruñeses (que en el futuro espera comercializar bajo una marca), además de trabajar la obra gráfica y la técnica del grabado. Al mismo tiempo, ha empezado a estudiar los acrílicos y se ha adentrado en el mundo de los murales, algo que le gustaría llevar a "un formato más gigante".

"Más posibilidades que un blanco o un gris": El proyecto de los mimos

Ante las dificultades que se le presentaron en las webs del ayuntamiento y la Deputación de A Coruña para contactar, según explica, decidió llamar la atención de estas instituciones y en redes sociales con un original proyecto con los mimos como protagonistas. Financió él mismo todo el material necesario y reconoce que "tomó la iniciativa sin quedarse esperando a que alguien tome cartas en el asunto".

https://www.instagram.com/reel/CTDTIVPjcY-/?utm_source=ig_web_copy_link

El radio de acción del proyecto fue concretamente un gran muro gris situado en las inmediaciones de la Casa del Hombre frente al mar, donde colocó pegatinas gigantes de mimos realizando diversas actividades (montando en bici, paseando un perro, patinando...) y apunta que "la reacción de la gente fue especial". "Ese muro frente a las playas parecía indiferente a la ciudad y en tono cómico con estas pegatinas quise llamar la atención sobre este espacio y sacar una sonrisa a la gente", afirma, a la vez que rememora cómo los viandantes se pararon en el lugar a inmortalizarse con los mimos o a curiosear mientras pegaba las pegatinas. Días después fueron retiradas por el servicio de limpieza municipal con agua a presión.

"Mi intención era demostrar que hay más posibilidades que un blanco o gris", admite, y uno de sus proyectos es llenar de color y motivos marinos una escalinata cercana a la plaza de Tabacos en el entorno de Cuatro Caminos. Esta idea la ha hecho pública en Instagram con feedback positivo de su comunidad de seguidores (más de 2.800 personas). "Me gustaría que los vecinos pudieran decidir sobre esta iniciativa si se llega a realizar, porque si se incluye a la ciudadanía se sentirán parte de los proyectos y van a tratar de cuidarlos. Es una forma bonita de transformar la ciudad", opina.

Esta idea para las escaleras que ha plasmado en sus redes concreta que "muestra una posibilidad" pero que lo que persigue es "darle más color a estos días grises que sobran en A Coruña" y sobre sus propuestas expone que no ha recibido respuesta de los organismos municipales con los que ha contactado por ahora. "Hay que transformar espacios que están un poco abandonados y que se llenen de vida", dice, y pone como ejemplo de ello a la ciudad portuguesa de Oporto, que en los últimos años ha sufrido una gran revolución en parte gracias al arte urbano.

"Paletas de colores" en la ciudad

Cuando camina por la ciudad herculina, Taccone se imagina multitud de rincones a los que dar un nuevo rostro, como el muro gris del Paseo Marítimo donde colocó los mimos o un gran muro en el Parque de Oza que contrasta con el verde del césped del recinto. "Hay artistas muy buenos en A Coruña y estaría bonito hacerle un espacio a cada uno", solicita.

Sobre A Coruña, considera que "es mágica" porque sino no se hubiera quedado, y cuando llegó recuerda que al dejar amigos y clientes atrás buscó algo que empatizase con los coruñeses. De esta búsqueda surgieron la camisetas diseñadas por él de la Torre de Hércules, cuyas primeras tiradas se acabaron en pocas horas. A su vez, buscó espacios que le sirviesen como "paleta de colores" y a partir de ello creó originales pegatinas de la Torre o La Marina.

"Salí con la idea de pasear por A Coruña y ver lo que me encontraba, me gusta la fotografía urbana", comenta. Actualmente, está enfocado en los murales (ya ha realizado el primero en el Santander Work Café) y con la llegada del verano quiere intentar viajar con ellos y llevar el arte a otros destinos.

Vive del diseño y tiene numerosos encargos, por lo que está preparando más material para la próxima edición del Mercado das Nubes en el mercado coruñés de San Agustín, aunque está abierto a propuestas para "explorar nuevos caminos y desafíos que se pongan por delante".

Vivir