El Español
Vivir

Reabre el Central Perk, un clásico de la noche universitaria del Ensanche de Santiago

Este popular local, que llevaba cerrado desde el pasado mes de noviembre, retomó su actividad este jueves de la mano de dos camareros, Jorge y Jonathan, que además de detrás de la barra ahora están a los mandos
Jorge y Jonathan, nuevos responsables del Central Perk.
Quincemil
Jorge y Jonathan, nuevos responsables del Central Perk.

Hablar de las noches universitarias en el Ensanche de Santiago de Compostela pasa desde hace más de una década por hablar del local que debe su nombre a la emblemática cafetería de Friends: el Central Perk, cerrado desde el pasado mes de noviembre y que ahora retoma la actividad.

Lo hace de la mano de Jorge Seoane y Jonathan Nieves, dos camareros de las anteriores etapas del local que, aunque siguen estando detrás de la barra, ahora también están a los mandos del Central Perk, ubicado en la Rúa Nova de Abaixo.

"Siempre estuvimos muy cómodos trabajando juntos y nos llevábamos bien, así que teníamos la idea de montar un local, pero salió la oportunidad de coger el Central Perk y claro, mucho mejor", explica Nieves en una entrevista concedida a Quincemil.

La reapertura

El exterior del Central Perk.

Así, aunque había más gente interesada en hacerse con el local, Jonathan y Jorge, que ya llevaban años allí, recibieron "un voto de confianza" para seguir adelante con el Central Perk. "Lo teníamos todo de mano, prácticamente lo llevábamos todo nosotros", apunta Seoane.

A partir de marzo volvieron al local y empezaron las reformas para darle un lavado de imagen total al Central Perk, aunque siempre "manteniendo la misma esencia" con la que se ha consolidando con el paso de los años.

"En junio anunciamos que volvíamos y desde entonces muchísima gente nos empezó a preguntar cuándo abríamos: había muchas ganas de volver", prosigue Seoane.

Sin embargo, el regreso se hizo esperar: su idea inicial era abrir el 3 de septiembre, coincidiendo con la llegada a Santiago de los universitarios (su público principal), pero entre trámites y reformas no pudieron abrir hasta el 21 de octubre, este mismo jueves.

"Ayer vinieron clientes habituales y, viendo sus caras y que no recibimos ni una mala crítica, no podemos estar más contentos", celebra Seoane, quien destaca que "todos dijeron que les gustaba más el local ahora".

La propuesta

El interior del Central Perk.

Lo cierto es que todo aquel que vuelva al Central Perk reconocerá la distribución que siempre ha tenido, con sus mesas junto a la pared a un lado, los sofás al fondo y, por supuesto, los futbolines.

"Al principio el Central Perk tenía dos futbolines, después pasó a tener uno y nosotros ahora volvemos a colocar dos: somos el sitio de Santiago donde más funciona el tema del futbolín y mucha gente viene sabiendo que aquí hay, así que hemos comprado unos totalmente nuevos, de los últimos que salieron", prosigue.

El color del local ha cambiado y ahora sus paredes son blancas. La decoración, que han ido planteando sobre la marcha, "se sumará en las próximas semanas", ya que actualmente la prioridad era abrir.

El horario es el mismo de siempre: de lunes a sábado y desde las 18:00 horas hasta el cierre. Aunque su intención es cerrar a las 3:00, las actuales restricciones impiden abrir hasta más allá de las 1:30 horas, una circunstancia que esperan que cambie pronto.

El interior del Central Perk.

"Conforme se levanten las restricciones esperamos abrir más tiempo y contratar a más gente (actualmente están ellos dos y una empleada), pero los pasos adelante son muy lentos; en lo que confiamos es en que no se vuelva para atrás", apunta Seoane.

En todo caso, el Central Perk apuesta por el mismo modelo que le ha funcionado desde su apertura, precios bajos orientados a su público universitario y, sobre todo, "la cercanía y que la gente se sienta a gusto".

"Lo mejor del Central Perk es el ambiente familiar: no buscamos una distancia entre cliente y camarero, sino que te sientas a gusto, que vengas a tomar algo y que estés cómodo", explica Nieves.

Así, durante años ha habido muchos grupos de estudiantes que se han aficionado al Central Perk y se han mantenido fieles durante toda la carrera o, en caso de permanecer en Santiago, han seguido siendo habituales.

El interior del Central Perk.

En las próximas semanas también se irán recuperando los eventos habituales en el local, como celebraciones de pasos de ecuador y otras fiestas. "Lo seguiremos haciendo, claro: nos ayuda a nosotros y les ayudamos a ellos", destaca Seoane.

Ahora, tras echarle "muchísimas horas" para poner en marcha el Central Perk, Jonathan y Jorge esperan "levantar esto, que eche a rodar" para, a partir de ahí, "tener un respiro e ir con más calma".

Próximamente el local también tendrá una novedad en su decoración: a pesar de que el Central Perk debe su nombre a la popular cafetería donde se reunían Ross, Rachel, Joey, Monica, Chandler y Phoebe, no había ninguna referencia a Friends, algo que cambiará pronto.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir