El Español
Vivir
|
GastroGalicia

El barrio de Adormideras, en A Coruña, vuelve a tener bar: así es La Cantina del mercado

Este miércoles tuvo lugar la apertura del único bar del vecindario coruñés, que propone una carta casera y promete una divertida sesión vermú los domingos
Enrique Carro, en el centro, junto a su equipo: Guadalupe Rodríguez y Kaiser
Quincemil
Enrique Carro, en el centro, junto a su equipo: Guadalupe Rodríguez y Kaiser
Ofrecido por:

España es un país de bares y cafeterías. Sin embargo, hasta ayer había un barrio de A Coruña, Adormideras, que carecía de este tipo de establecimientos. Lo cierto, este es un vecindario muy particular que carece de bajos donde emprender actividad privada. Únicamente se puede hacer en el mercado, donde Enrique Carro, hostelero coruñés del ocio nocturno, ha montado un bar-restaurante, La Cantina, donde espera "jubilarse", cuenta a Quincemil.

Que esté pensado en el retiro laboral no significa que Carro sea mayor, aunque ya pinte canas. La cuestión es que es un hostelero, regenta la Tasca de la calle Mantelería de A Coruña, que lo pasó muy mal durante los años de pandemia. "No pudimos trabajar y cuando ya se podía no era rentable", dice. Así, esa crisis le llevó a comenzar a buscar otro tipo de negocio, más tranquilo y que no fluctuase tanto como la noche.

Barra de La Cantina del mercado de Adormideras

El resultado fue conseguir una licitación municipal para cubrir la falta de local de hostelería del mercado de Adormideras: "Ha sido una suerte. Este local es una golosina, es el único que hay. 2.500 habitantes en el barrio y no tenían bar", dice. Esta licencia es para 15 años, prorrogable a 10. Es decir, si le va bien, se jubilará en La Cantina.

La propuesta elegida para este restaurante es la de la comida casera bien hecha, con productos como picaña, crocas o revueltos. Y se va a centrar en dar desayunos y menú del día, que rondará los 10 euros. No obstante, en este comienzo la carta es pequeña: tiene un plato del día y raciones de ensaladilla, tortilla de patata y raxo. "Cosas sencillas pero con producto de calidad, cocina de barrio que guste", cuenta.

Interior de La Cantina del mercado municipal de Adormideras

Además del día, Enrique Castro pretende dinamizar también las noches, dando cenas porque La Cantina estará abierta hasta las 00:00 horas aunque el mercado cierra a las 15:00 horas. Y los fines de semana le gustaría realizar eventos, como noches de coctelería los sábados, o conciertos y callos los domingos para amenizar la sesión vermú.

Otra de las líneas de negocio que quiere abrir es llevar comida a domicilio, pero "solo en el barrio de Adormideras", dice. O, incluso, tener un servicio especializado en las personas con movilidad reducida o ancianos. También, el verano es un foco de interés empresarial para La Cantina. Con la playa de San Amaro al lado, espera "reforzar el negocio"; cuenta Enrique.

Vivir