El Español
Vivir
|
GastroGalicia

Así es el nuevo Bocatín de A Coruña: el espíritu de siempre con la máxima calidad

Iago Carreira coge las riendas de este popular establecimiento de Alfredo Vicenti, que apuesta por productos únicos en la ciudad para darse un capricho
Iago Carreira, del Bocatín.
Picado
Iago Carreira, del Bocatín.
Ofrecido por:

Bocatín, un local con décadas de historia en Alfredo Vicenti, reabrió sus puertas el viernes pasado. Lo hizo con nuevos propietarios y una reforma integral del local y de su carta. Pero el nombre sigue siendo el mismo. El mismo que tenía cuando Iago Carreira, actual dueño, recogía el bocata de jamón junto a su padre para llegar a los partidos del Dépor en Riazor.

Este empresario ha viajado por toda España y por otros países. Ha gestionado hoteles y restaurantes en Brasil, en Washington, en Marbella y en Sevilla. Su idea era volver a emprender el vuelo lejos de A Coruña, pero la opción de adquirir el Bocatín, un lugar lleno de recuerdos, le retuvo.

Hablamos con él de la propuesta gastronómica del nuevo local, su gran gama de productos, sus empanadas y muchas cosas más. Además, Bocatín seguirá siendo la "oficina" del periodista y promotor musical Nonito Pereira, tal y como refleja uno de los cristales del local.

El nuevo local de toda la vida

¿Cómo ha ido la apertura?

Con mucha presión. Si ves cómo estaba esto el jueves... Tuvimos que cambiar las ventanas por la noche. Casi me da un 'pallá'. 

¿Cómo surgió la compra del local?

El Bocatín es un local muy emblemático de A Coruña. El matrimonio que lo regentaba desde sus inicios se jubiló y lo vendió. Lo cogieron otros dueños, pero solo lo tuvieron dos años y poco. No les fue muy bien. Entre medias, me plantearon irme a Cuba a dirigir un hotel, pero me apetecía buscar un local en A Coruña. Surgió la opción del Bocatín y ni me lo pensé. Un local al que venía con mi padre y conocía de toda la vida. Mi idea era un local más pequeño, que pudiese compaginar con mi trabajo en Cuba, pero al coger el Bocatín decidí emplearme al 100% en el local. 

"Queremos recuperar la esencia del antiguo Bocatín dándole un salto cualitativo al producto"

Iago Carreira

¿Ni te planteaste cambiarle el nombre?

No, para nada. Para mí y para mucha gente es un local que nos toca la parte emotiva. He venido mucho, sobre todo cuando jugaba el Dépor. Soy deportivista hasta la médula, lo paso fatal. Venía siempre con mi padre a por los bocatas para ir al fútbol. También cuando quedaba con los amigos, al salir de la playa. Es un local demasiado emblemático como para cambiarle el nombre. 

¿Qué hay de nuevo en Bocatín?

Yo soy coruñés de toda la vida. La ciudad ha cambiado mucho, y yo lo he visto porque he estado fuera. Sin embargo, nos gusta vivir bien. En mi zona hay cinco supermercados, varias tiendas gourmet, un mercado... Ofrecen sus productos y lo respeto. Nosotros queremos tener algo distinto y nunca visto en A Coruña. El haber viajado tanto me ha ayudado a conocer muchos productos y gastronomías. 

¿En qué se traduce en los productos?

Por ejemplo, no va a ser la charcutería que era antes. Lo único que tenemos es ibérico. No porque seamos presuntuosos, es que A Coruña ya hay todos esos productos. Queremos ofrecer algo único. Nuestras anchoas vienen de Santoña, nuestros espárragos se llaman Supercrema, imagínate su calidad. Queremos recuperar la esencia del antiguo Bocatín dándole un salto cualitativo al producto. ¿Somos para todos los días? Puede que no, pero solos un lugar que nunca falla y donde darse un capricho. Nuestras empanadas las horneamos aquí. Tenemos de merluza, de pollo al curry, de presa ibérica, de cerdo con manzana... También tenemos de bonito, zamburiñas y pulpo. Pero la clave está en que las horneamos aquí y, si la encargas, te la preparamos una hora antes y te la llevas aún caliente.

¿Cómo es el resto de la carta?

Bocatín no deja de ser un lugar para disfrutar de ibéricos y, ahora, de empanadas exclusivas. Tenemos unos quesos muy cuidados. Tenemos unos productos únicos y que son distintos a lo que te puedas encontrar por ahí. Hay platos para comer también, que llamamos platillos. Tenemos carne asada, pimientos rellenos, ensaladilla premium con bonito y boquerón... No somos un restaurante al uso, pero tenemos propuestas que nos gustan y que son atractivas. Todavía falta mucho producto por llegar y la carta puede cambiar de aquí a unos meses.

"No es para todos los días, pero para un capricho somos el lugar indicado. Tenemos lo mejor de cada producto"

Iago Carreira

¿Se mantienen las tablas?

Claro. Tenemos tablas de queso, de jamón, el bocatín...El embutido es de una calidad excepcional. Por ejemplo, nuestro salchichón es de presa ibérica y lo cortamos en taquitos en vez de lonchas. Porque lo dejas un instante y ya empieza a sudar. Cuando lo pruebas te das cuenta que no tiene nada que ver con el salchichón. Me encantan los buenos productos y los buenos vinos. Queremos tener vinos diferentes también.

¿Cómo se consigue tener esos productos?

Es muy complejo. Los buenos productores suelen ser personas que trabajan de una manera muy artesana. Hacen el mejor producto, pero su comercialización es un desastre. Yo he tenido que ir personalmente a buscar alguno de ellos. Por ejemplo, lo único que no es ibérico de la carta es nuestro chorizo, que es de León artesano 100%. 

¿Hay mucho mimo detrás de la elección de los productos?

Por supuesto. Es más, todos los productos los prueban también los trabajadores de Bocatín. Si no les convence a ellos, no lo quiero. De hecho, hay productos que aún no tenemos, como los chicharrones, porque no he conseguido traer los que yo quiero. 

¿Hacia dónde va a ir evolucionando el local?

A mí me gustaría que fuese un sitio asociado a buenos vinos, distintos, donde darte un capricho y tomar el mejor jamón. ¿Es un producto caro? Es que el jamón que tenemos aquí lleva entre 36 y 42 meses metido en una cámara secando. No es para todos los días, pero para un capricho somos el lugar indicado. Nuestros espárragos, nuestros pimientos, nuestro bonito no los encuentras en un supermercado. Tenemos lo mejor de cada producto. Obviamente, pondremos televisiones para el fútbol. Aunque el Dépor últimamente nos tiene amargados... Nos gustaría ir cada vez a más, ser un local para comer, para la primera copa...Todavía tenemos margen porque estamos aterrizando. 

Vivir