El Español
Vivir

Aquapark Cerceda: un día de diversión en el único parque acuático de Galicia

Te contamos todo lo que necesitas saber para disfrutar de una jornada perfecta en el parque acuático, que permanecerá abierto hasta el 1 de septiembre. Incluye algún que otro consejo.
19:25 · 12/08/2019
Aquapark
El parque permanece abierto de junio a septiembre

Agua, atracciones y mucha, mucha diversión. Así se resume un día cualquiera en el Aquapark de Cerceda, el único parque acuáticco de Galicia. Al menos, hasta abril de 2020, cuanto está previsto que se abra un espacio de diversión acuática en Meis (Pontevedra). Hasta entonces, y ya van cerca de una veintena de veranos, el de Cerceda es el único centro de estas características en la comunidad gallega.

Este centro acuático tiene una amplia y variada gama de atracciones donde tanto los más atrevidos como los que no lo son tanto pueden pasar un gran día de entretenimiento. Desde las burbujas del jacuzzi hasta el borde de la montaña rusa Roaller. Desde la piscina infantil de la rana hasta multipistas, todo es diversión en sus instalaciones.

La mejor oferta de ocio en el único parque de estas características que existe en Galicia. Aquí te resumimos todo lo que necesitas saber sobre este parque que permanecerá abierto hasta el 1 de septiembre, en horario de 12.00 a 20.00 horas.

¿Cuánto cuestan las entradas?

Empecemos por el principio: el precio. Hay dos tarifas de entradas: la normal y la familiar. Dependiendo de por cual te puedas decantar, su precio variará, también influirá si vas al parque entre semana o el fin de semana y, por supuesto, la edad. Para que te puedas hacer una idea, las entradas cuestan entre 2 y 9 euros .

¿Cómo adquirir tus entradas? Los pases para el parque se pueden adquirir en la propia taquilla del Aquapark o través de su web.

¿Cómo llegar al parque?

Una vez tienes la entrada en tu poder (en caso de haberla comprado a través de internet) llega el momento de ponerse rumbo al parque acuático. Llega el día de volver a ser un niño y tirarte por los toboganes de agua. Pero antes.... ¿Cómo se llega hasta el aquapark de Cerceda? Si conoces a alguien que haya ido seguramente ya te haya recomendado una ruta para llegar, pero si es la primera vez que vas a este parque será bueno que conozcas las alternativas que tienes, tanto si vas en tu propio vehículo como si te decantas por el transporte público.

El parque acuático se encuentra en medio del camino entre A Coruña y Santiago, a un kilómetro de la zona urbana del municipio de Cerceda, en la comarca de Ordes.

Si vas en tu propio vehículo desde A Coruña, lo mejor es hacerlo a través de la A-6 o a través de la Tercera Rona para después salir en dirección Ledoño (Culleredo) y tomar la carretera AC-523 para acceder a la AC-400 dirección Cerceda. Una vez en el centro del pueblo de Cerceda, llegarás a un cruce del colegio O Cruce, al pasar la gasolinera, y giras a la izquierda en dirección Ordes. Después de dos rotondas ya verás la entrada del parque acuático.

Si optas por el tren, tendrás que coger aquel que pare en la estación de Cerceda Meirama. Una vez allí tendrás que caminar un poco hasta el parque acuático.

Una manera más directa de llegar hasta el Aquapark de Cerceda sin necesidad de llevar nuestro propio coche es con el servicio de lanzadera desde la estación de autobuses. Así, los autobuses saldrán desde A Coruña en horario a las 10:30 y a las 13:45 en dirección al aquapark. La vuelta, a las 20.00 horas.

Las atracciones

Ahora, ya con la entrada en la mano y en la puerta del aquapark, llega el momento de poner el traje de baño y saltar a la piscina. Llega el momento de conocer a fondo algunas de las atracciones más destacadas de este parque acuático, tanto para el púbico infantil como adulto.

Piscinas para los más pequeños

Piscina de niños

Los más pequeños de la casa tienen su espacio reservado, con varias piscinas de uso exclusivo para aquellos niños de más corta edad. Para aquellos que todavía son bebes, el parque habilitó una piscina en la que los más pequeños pueden experimentar su primeros chapuzones.

En primer plano, la piscina infantil

El parque también cuenta con la popular piscina de la rana, donde los pequeños gozan mientras bajan por la mini-multipista o se dan unha ducha en el champiñón gigante. Y por supuesto, descienden por la boca de la rana.

Pero no solo este anfibio dispone de su propia piscina, también el cangrejo, el conejo y el pulpo tienen su propia área que comparten con todos los niños que buscan darse un chapuzón.

Ideal para principiantes

Zona de piscinas

Para aquellas personas que nos les gusta el riesgo, la piscina central es el lugar perfecto. Allí se encuentran los "pequeños" toboganes blancos, cuya replica, pero a un tamaño bastante mayor, podemos ver en la última zona que se abrió en el parque. También hay un tobogán abierto y otro cerrado, ambos de no mucha altura. Son perfectos para aquellos que se están iniciando en esto de los parques acuáticos o para aquellos que no son muy aficionados a las alturas.

Emociones en las alturas

Las últimas atracciones en sumarse a la oferta del parque acuático son aquellas destinadas a un público, como decirlo, más atrevido. En esta parte del parque uno puede echar mano de los donuts y tirarse sobre ellos en algunos de los toboganes.

El tobogan de donuts, como su propio nombre indica, es un tobogán en el que es necesario el uso del flotador para tirarse desde la espectacular bajada de 11 metros de altura. Llena de curvas, uno puede "pilotar" un donuts por las imposibles curvas del recorrido. La sorpresa está al final.

Tobogan kamikaze y Uve

Su nombre ya da miedo: el kamikaze. 54 metros de bajada y dos desniveles. Solo los menos temidos se enfrentan a este tobogán. Notarás como la velocidad va en aumento conforme bajas cortando el auga. Solo decirlo ya impone.

Nervios, miedo...¡Ahí viene la bajada! Es el Roaller Coaster, más conocido como la Uve. Es una de las atracciones estrella , tanto para aquellos que cogen el donut y se atreven con ella como para aquellos que, simplemente, miran desde la barrera.

A kilómetros del mar

Piscina de olas

La piscina de olas merece un apartado especial dentro de las atracciones de este parque. Grandes y pequeños corren a lanzarse a esta piscina cada vez que la maquina se pone a funcionar y empiezan las olas. Muchas risas, eso es lo que se escucha en cada sesión de piscina de olas. Una tormenta perfecta de diversión.

Zona de descanso

Vista del parque

Con tanta diversión uno merece un descanso. Lo mejor es tirarse en el césped bajo una sombrilla. Pero eso sí, date prisa en coger tu sitio porque los días que hay mucha gente es prácticamente imposible reservar un sitio a la sombra.

¿Y para comer? Puedes llevar tu propia comida o, si no, el aquapark dispone de servicio de bar. También hay taquillas para guardar las pertenencias personales. Todo está pensado.

Y antes de terminar, un consejo: antes de ir al parque acuático echa un vistazo a la previsión meteorológica. Si llueve, lógicamente, no es muy recomendable ir; pero tampoco es muy aconsejable ir uno de estos días de "ola de calor". Puede que te acabes quemando. Con lluvia o sol, la diversión está asegurada.

Vivir