El Español
Vivir
|
Gastrocoruña

A Parva, una cantina muy peculiar para el mercado de San Agustín, en A Coruña

Ángela y Alba abrieron este puesto donde uno se puede tomar un café, una cerveza o disfrutar de sus bocadillos y picoteo con productos de la propia plaza
A Parva, en el mercado de San Agustín.
Fran Martínez (Bokeh Fotografía)
A Parva, en el mercado de San Agustín.
Ofrecido por:

Desde hace unas semanas el mercado de San Agustín tiene nuevas inquilinas. Se trata de A Parva, una cantina que llega para dar un soplo de aire fresco a una de las principales plazas de A Coruña y, según sus responsables, "una das máis bonitas do mundo".

Al mando están Alba Barbadillo e Ángela F. Casal, periodistas que han decidido dar un giro a su vida. "Foi unha idea do confinamento. Reflexionamos moito sobre a vida que queríamos ter. Sempre nos gustou a cultura gastronómica e Alba cociña moi ben", señala Ángela. A Parva no es solo una cantina, sino que tiene detrás una filosofía muy marcada. "Levabamos tempo pensando no tipo de consumo que queríamos ter, os desperdicios que querímos xerar, que tipo de negocios queríamos promover... Esas cuestión que tanto valorabamos na nosa vida as incorporamos a este proxecto. Xuntamos todas esas ideas e A Parva foi o resultado", señala Alba.

Otra de las motivaciones de A Parva para abrir es revitalizar un edificio histórico. "Está un pouco parado e valeiro. Imos a tratar de cambiar esa tendencia", dice Ángela. Se apoyan en un barrio muy próximo al kilómetro cero de la ciudad. "Estamos nunha zona onde hai moito empregado público, moita xente nova e tamén moita xente maior. O nome de A Parva ven do picoteo de media mañá. Queremos captar a toda esa xente e que veña aquí a por algo para levar ou a tomar algo rápido e sinxelo", comenta Ángela.

Productos singulares en plena plaza

Los productos que ofrece A Parva no son solo bocadillos y otros picoteos. Tienen unos ingredientes y unas singularidades que los hacen únicos. La gran mayoría de su oferta es vegetariana, aunque están introduciendo pescado y carne de los propios puestos del mercado. "Estivemos probando uns mexillóns dunha praceira e os chicharróns doutro posto. Se nos falta algo, temos moito onde escoller aquí mesmo, sen saír de San Agustín. Ímonos adaptando ao que temos preto", comenta Alba.

Entre su oferta de bocadillos ellas destacan el Novara, de inspiración siciliana y con un "sabor moi italiano". Lleva tomate seco, queso galmesano (el parmesano gallego), olivas y especias. "É o máis chamativo e ten un significado especial para nós", comentan. Cuentan con opciones saladas y dulces, con materia prima de primera calidad, como un pan artesanal de Loureda (Arteixo).

 Por el momento, todavía están poniendo los pies en la tierra tras un par de semanas dándose a conocer entre los usuarios y trabajadores de San Agustín. "Foron unhas semanas moi boas. A convivencia é xenial. Os praceiros son clientes nosos e nós tamén mercamos os nosos produtos aquí", señala Alba. Quien quiera probar alguna de las propuestas gastronómicas de Alba y Ángela o simplemente tomar algo en el edificio "máis bonito" de A Coruña solo tiene que pasarse por San Agustín y buscar el logo de A Parva, obra de Teba Chacón e inspirado en las galerías de este mercado.

Vivir