El Español
Treintayseis
Vivir

¿A dónde se van los gallegos de luna de miel este 2024?

Analizamos junto a dos profesionales de los grandes viajes cuáles son las tendencias de 'honeymoon' que seguimos en Galicia
Pareja de luna de miel.
Pareja de luna de miel.

Definida por la RAE como una "temporada de intimidad conyugal inmediatamente posterior al matrimonio", el concepto luna de miel es, básicamente, un período de vacaciones que se toma una pareja recién casada para disfrutar de los primeros días de su nueva vida en común.

Aunque no está claro el origen del término honeymoon, puede deducirse que hace referencia a la idea de que el primer mes de matrimonio, la primera luna juntos, es el período más dulce que vive una pareja. Como curiosidad, destacar que algunas culturas utilizan el concepto por la tradición de consumir miel durante todas las noches desde la boda hasta la llegada de una nueva luna llena para que sus propiedades afrodisíacas favorezcan la fertilidad y la fortuna de la pareja.

Pareja a la luz de la luna.

Ahora que ya tenemos una idea de qué es una luna de miel, nos preguntamos: ¿A dónde van las parejas gallegas a disfrutar de los primeros días como matrimonio? Para descubrirlo, hemos hablado con dos grandes profesionales del sector: Carlos Lavilla, de la agencia Turama, y Roberto Horta, de Infinita Viajes.

Antes de entrar en materia y ponernos a soñar con exóticos destinos, cabe señalar que la preparación de este gran viaje no es cosa de unas semanas. "Normalmente un año antes ya empiezas a programarlo para ir teniendo en cuenta el presupuesto", dice Carlos Lavilla. "Si se planifica y reserva con tiempo, los novios se beneficiarán de mejores tarifas aéreas, lo cual abarata el importe total", expone Roberto Horta.

Es importante tener en cuenta que cada gasto cuenta en el presupuesto final, pues estamos hablando de una duración media de entre 7 y 15 días de viaje. Al hablar de cifras, aunque los importes varían dependiendo de cada caso, el presupuesto mínimo suele situarse entorno a los 2000 euros/persona.

Pareja planificando su viaje de novios.

Aunque la gran mayoría de parejas se casan en verano e inmediatamente después realizan el viaje de novios aprovechando el permiso especial, esta tendencia está comenzando a cambiar por dos motivos: obtener mejores precios y adecuar el viaje a un mejor momento. Nos explica Carlos Lavilla que "el verano europeo corresponde con temporada de lluvias en muchos destinos típicos para ir de luna de miel".

En un viaje de este calibre es fundamental dejarse asesorar por agencias de viajes profesionales como Turama o Infinita Viajes, que cuenten con proveedores, conozcan las rutas e itinerarios, las fechas más recomendables para cada destino... "Ante un problema lejos de casa no es lo mismo verte solo que contar con un apoyo profesional que se va a dejar la piel por ayudarte", asegura Roberto Horta.

Al preguntarles a estos dos expertos sobre qué es lo que buscamos los gallegos en nuestra luna de miel, ambos afirman que la mayoría de parejas desean relajarse. Aun así, otras quieren combinar ese turismo de sol y playa con "alguna actividad de aventura y un par de visitas culturales", afirma Roberto. Entre las emociones más buscadas, nos dice Carlos, que estarían actividades como "rutas de trekking en montaña, road trip por los EEUU, viajar en crucero, vivir unos días de Safari en Africa...".

Safari en Kenia.

En cuanto a los destinos, nos cuenta Carlos que entre toda la oferta disponible hay clásicos que se mantienen a lo largo del tiempo - como Maldivas, Seychelles, Costa Rica o México - mientras que islas como Zanzíbar, Sri Lanka, Costa Rica o Mauricio son tendencias más recientes. A esos destinos, Roberto añade otros como Bali, Filipinas, o Cartagena de Indias. "Están creciendo mucho en demanda y creemos que las redes sociales tienen mucho que ver", afirma.

Siguiendo esa tendencia de buscar algún destino urbano y completarlo con otro de sol y playa, algunas combinaciones clásicas podrían ser Nueva York con Riviera Maya, Japón con Maldivas, Kenia con Zanzíbar o Emiratos Árabes Unidos con Seychelles, entre otras muchas más opciones.

Pareja en la terraza de su suite en las Islas Maldivas.

Para concluir, ambos afirman que las lunas de miel "de antes" eran muy diferentes a las actuales. "Anteriormente eran viajes más delimitados, perfilados, y pocas parejas se atrevían a personalizarlos", dice Roberto. Por su parte, Carlos Lavilla añade que entonces "se viajaba más a destinos nacionales o de crucero".

La gran variedad de destinos, el auge de la cultura viajera y la oferta de vuelos, ha hecho que actualmente las parejas quieran buscar un destino que se adapte a lo máximo posible a sus gustos; al fin y al cabo, en principio, uno solo se va de luna de miel una vez en la vida.

Vivir