El Español
Economía
|
Empresas

Zara estrena fantasía navideña en A Coruña: Cinta de juguetes, peluches o bastones de caramelo

Postales, buzones, peluches, velas, utensilios de cocina para hacer dulces de Navidad, todo tipo de adornos para el árbol (donde predomina la purpurina), libros, bolas de nieve de cristal, calendarios y vajillas se pueden comprar en este nuevo espacio temporal
El pop up de Navidad en el Zara de la calle Compostela de A Coruña.
Quincemil
El pop up de Navidad en el Zara de la calle Compostela de A Coruña.
Ofrecido por:

Niños y mayores de A Coruña pueden disfrutar desde hoy de una cuenta atrás hacia las fechas navideñas amenizada por un pequeño paraíso ambientado en esta época que ha estrenado este viernes Inditex en su tienda de Zara de la calle Compostela.

En la cuarta planta se ha instalado un pop up navideño de Zara Home con una impresionante puesta en escena cuidada al detalle y con una maqueta de una pequeña ciudad con muñecos en movimiento a la que sobrevuelan varios globos iluminados, una cinta transportadora de regalos, osos de peluche gigantes y un gran árbol rodeado de bastones de caramelo como protagonistas.

A las 10:00 más de una decena de personas ya esperaban a las puertas de la tienda para tener el privilegio de ser los primeros en visitar esta particular Navidad de la que en la planta baja ya hay algunas pistas con un buzón navideño rojo para dejar cartas o Papá Noel, aparte de dos grandes soldados de plomo en la tercera.

La ropa de hombre que hasta hace solo unos días ocupaba la planta más alta del edificio de la tienda de Zara ha dejado espacio ahora a postales, peluches, velas, utensilios de cocina para hacer dulces de Navidad, todo tipo de adornos para el árbol (donde predomina la purpurina), libros, bolas de nieve de cristal, instrumentos como tambores o guitarras, calendarios, vajillas y hasta ropa y originales zapatillas adornadas con Papá Noel o los fieles renos que tiran de su trineo.

Uno de los elementos que más acaparó las miradas fue un colorido tren que recorre por unas vías suspendidas del techo toda la planta, además de una gran tienda de campaña que alberga en su interior una simulación de un dormitorio infantil con todo tipo de detalles de Navidad tanto en la ropa de cama como en la de vestir ubicada alrededor. A pocos metros un abeto lleno de adornos de todo tipo invita a inmortalizarlo, al igual que a un grupo de osos de peluche ubicados en un sofá.

Asimismo, incluso a la hora de pagar en caja los clientes pueden disfrutar de una experiencia diferente a la que están acostumbrados en Zara, debido a que las bolsas también están inspiradas en el ambiente navideño decoradas con pequeñas estrellas doradas y coronadas en una de las asas por pequeños Papá Noel de peluche en diferentes colores. Sin duda, la sorpresa navideña que ha realizado por primera vez la empresa textil gallega ha sorprendido y eran muchas las conversaciones de visitantes esta mañana que coincidían en querer llevar a ver este maravilloso mundo creado especialmente para la ocasión a los más pequeños de la casa.

Economía