El Español
Treintayseis
Economía
|
Motor

Las lluvias regresan a Galicia: Cómo mantener en buen estado los limpiaparabrisas del coche

El 90% de la información que recibimos cuando estamos al volante, nos llega por la vista, motivo por el que también debemos prestar especial atención al estado de los limpiaparabrisas, un elemento que pasa en muchas ocasiones desapercibido
Imagen de archivo de una jornada lluviosa
Freepik
Imagen de archivo de una jornada lluviosa
Ofrecido por:

Las lluvias regresan a A Coruña (aunque en realidad no han llegado a marcharse, solo han dado una breve tregua) y tener el coche a punto es más importante que nunca. Galicia ha dado la bienvenida a diciembre en un ambiente marcado por las lluvias. Ayer martes, las precipitaciones dieron un pequeña tregua, pero las previsiones apuntan a que pasaremos un puente de diciembre pasado por agua.

¿Es seguro circular bajo la lluvia? Conducir con precaución es fundamental para reducir el riesgo de accidente, más si las condiciones meteorológicas no son del todo favorables. Evitar las maniobras bruscas, llevar los neumáticos en buen estado o aumentar la distancia de seguridad son algunos de los consejos básicos que ofrece la Dirección General de Tráfico (DGT), que también destaca la importancia del cuidado de los limpiaparabrisas.

Los limpiaparabrisas nos permiten tener una correcta visión de la carretera

Precisamente, el 90% de la información que recibimos cuando estamos al volante, nos llega por la vista. Sin embargo, lo cierto es que la atención que prestamos a los limpiaparabrisas muchas veces deja desear, a pesar de que estos nos permiten tener una correcta visión de la carretera.

"Su función es indispensable para nuestra seguridad: barrer la lluvia o basura de nuestro parabrisas para evitar problemas de visibilidad que acaben en accidentes", apuntan desde la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), que recuerda que para pasar su revisión se comprueba el óptimo funcionamiento de este elemento, además de la superficie de barrido y el estado de las escobillas.

¿Cada cuánto tiempo debemos revisar las escobillas de los limpiaparabrisas?

La DGT recomienda revisar las escobillas de los limpiaparabrisas, al menos, una vez al año, "aunque siempre debemos estar atentos a no llevarlas muy deterioradas, especialmente en los meses de otoños", debido a la llegada de las lluvias. Los cambios de temperatura son la principal razón del desgaste de la goma, si bien la contaminación también puede dañarla, por lo que, al usar los limpiaparabrisas, "es posible que queden huellas o que se provoquen daños en el cristal".

Entonces... ¿Es necesario limpiar las escobillas? Por supuesto, como parte del mantenimiento de los limpiaparabrisas. La recomendación es hacerlo con un paño con agua, "sin usar productos químicos para no dañar las láminas de gomas", con el objetivo de eliminar los posibles restos de grasa.

En el caso de querer cambiar las escobillas, ya sea porque están deterioradas o no cumplen bien su función, lo primero que debemos hacer es comprobar que las nuevas escobillas sean de la misma marca y modelo que las otras. Una vez completado este paso, la ITV indica que hay que poner el coche en marcha, encender el limpiaparabrisas y detenerlo en posición vertical. "Pon el brazo arriba y quita la vieja, después coloca la nueva y retorna el brazo a su posición para después conectar el sistema de nuevo".

Con la llegada (una vez más) de las lluvias, también debemos comprobar que el depósito tenga líquido y en el caso de que se descargue con frecuencia, "tenemos que revisarlo bien porque quizás tiene una fuga, por lo que habría que cambiarlo o repararlo", indican desde la Dirección General de Tráfico en base a la lista de consejos elaborada por la cadena de talleres Midas.

¿Qué otras cuestiones debemos tener en cuenta?

Es fundamental revisar que las escobillas no están torcidas y que se adaptan de forma correcta al parabrisas del coche, además de comprobar que los agujeros por los que sale el líquido hacia el parabrisa están limpios y bien orientados. "Con un alfiler, las podemos orientar bien, pero si vemos que no lo conseguimos, tenemos que acudir a un taller".

Economía