El Español
Economía

Galicia Baleira pide optar a fiscalidad diferenciada como la de Soria para Lugo y Ourense

La medida, que se aplica en las tres provincias del Reto Demográfico, implica reducciones en las cotizaciones empresariales
Viñedos de la Ribeira Sacra, en una foto de archivo.
Viñedos de la Ribeira Sacra, en una foto de archivo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el pasado mes de octubre la activación de la llamada fiscalidad diferenciada para las tres provincias del Reto Demográfico: Soria, Teruel y Cuenca. Una medida que Galicia Baleira, miembro 100 de España Vaciada, pide que se aplique también en Ourense y Lugo.

La entidad gallega asegura que la provincia lucense ha perdido 2.000 habitantes en un año, mientras que la ourensana cuenta con 1.500 personas menos, lo que "precipita el vaciado total" del rural gallego. Galicia Baleira asegura que, pese a las "alarmantes cifras de pérdida poblacional en los últimos 10 años", Lugo y Ourense no son tenidas en cuenta en los planes nacionales ni autonómicos de fiscalidad reducida o adaptada y exige tener la misma consideración que Soria, Cuenca y Teruel.

Estas tres provincias tienen la menor densidad de población, según Sánchez, y fueron incluidas por la Comisión Europea en el nuevo mapa de ayudas de finalidad regional con el objetivo de reducir las cotizaciones empresariales. "La propuesta recoge que se aplicará una reducción del 5 % en la cotización por contingencias comunes de la empresa en todos los contratos indefinidos en el ámbito de las provincias", indica Galicia Baleira, que concreta que esta reducción también se aplica en los nuevos contratos.

Las propuestas de Galicia Baleira

La entidad gallega, sin embargo, va más allá de esta fiscalidad diferenciada y propone ayudas fiscales a los productores, pequeñas y medianas empresas ubicadas en las zonas rurales. Otras medidas por las que apuesta la entidad gallega es bonificar un 20 % de rebaja en los costes laborales (salario del trabajador más las cotizaciones a la Seguridad Social) y deducciones en el IRPF tanto a nivel estatal como a nivel autonómico.

Todo ello, según Galicia Baleira, debe llevar a rebajar el IVA a los productos del sector primario y a una fiscalidad verde, a una reducción del IBI en las viviendas relacionadas con las explotaciones, a impuestos de transmisiones tendentes a 0, a una reducción de tarifas para actos jurídicos documentados y a ayudas para trabajadores autónomos o empleados por cuenta ajena que inicien una actividad en las áreas rurales. Otras ayudas que pide la entidad son las destinadas a alquileres, compra y rehabilitación de viviendas, al mismo tiempo que pide fomentar las instalaciones para autoconsumo energético y habilitar redes de transporte para dar salida a la producción agrícola y ganadera del rural.

Economía