El Español
Deporte
|
Deportivo

Deportivo 3 - Talavera 2: El Dépor gana pero no convence

Los blanquiazules terminaron pidiendo la hora ante el colista de la categoría en un partido que fue incapaz de cerrar antes de los minutos de sufrimiento
Deportivo-Talavera.
Riazor.org
Deportivo-Talavera.
Ofrecido por:

El Dépor superó al Talavera por 3-2 en un encuentro que, lejos de disipar las dudas, volvió a mostrar a un equipo nervioso, atenazado y que evidencia un estado de alteración preocupante. Los coruñeses sufrieron hasta el último minuto para vencer a un rival que todavía no ha sumado un punto en lo que va de temporada. Villares, Rubén Díez y Álex Bergantiños fueron los goleadores del encuentro.

El choque nació con un Dépor superior a su rival. El Talavera evidenció en los primeros 15 minutos que llegaba a Riazor consciente de que el partido iba a ser muy complicado.

Foto: Riazor.org

Los blanquiazules empezaron a generar acercamientos peligrosos con un Víctor Narro muy incisivo por banda izquierda. Esos primeros remates no encontraban rematador pero ya presagiaban un choque con muchas más ocasiones que los anteriores para el Deportivo. Los buenos presagios se cumplieron y Villares abrió la cuenta goleadora. El centrocampista gallego inauguraba el marcador con un potente disparo que se colaba en la meta talaverana. El dominio del Dépor se extendió hasta casi el minuto 20 en el que los de Borja entraron en una fase más plana del choque.

Foto: Riazor.org

A pesar de ello el Talavera apenas generaba peligro sobre la meta de Mackay. Tras esos minutos el equipo volvió a coger el dominio y a buscar profundidad con Trilli y Narro ganando mucha profundidad por bandas. Quiles y Trilli pudieron hacer el segundo pero el portero sacó la ocasión del andaluz y el lateral estrelló su remate en el poste.

Acertó el Dépor en la estrategia e hizo el segundo en una acción ensayada de córner. Saque en corto para ganar ángulo en el centro y el envío de Rubén Díez se alojaba en la meta visitante sin que ningún jugador tocara el esférico.

El 2-0 y la superioridad blanquiazul auguraban un partido tranquilo pero el Talavera se metió en el partido en el minuto 40 después de un disparo desde la frontal que despejaba Mackay y en el rechace un futbolista del Talavera anotaba a puerta vacía.

Así se llegaba al descanso de un partido que dejaba una ventaja corta en el marcador y despertaba algunas dudas a pesar de la superioridad.

Foto: Riazor.org

Sin la claridad y el agobio de los primeros minutos de la primera mitad, el Dépor inició la segunda parte con control del juego. Bergantiños ahuyentó los fantasmas e hizo el tercer gol del equipo tras un gran balón de Villares en profundidad sobre Trilli y el centro del lateral era rematado por el centrocampista en un gol con claro ADN blanquiazul.

La ventaja de dos goles dio más tranquilidad a un Dépor que buscó el cuarto con acciones de Quiles y Narro. El Talavera estaba completamente a merced de los coruñeses y no inquietaba la meta de Mackay. Sin embargo el enésimo fallo defensivo de la temporada iba a meter nuevamente a los visitantes en el partido. Era el minuto 20 y Escudero a puerta vacía hacia el segundo para los suyos e instalaba de nuevo las dudas en los coruñeses.

La pasividad a la hora de mover el banquillo estuvo cerca de hacer peligrar el resultado. El cuadro talaverano disfrutó de una ocasión clarísima tras un centro desde la izquierda que no acertaron a rematar dos futbolistas visitantes en área pequeña. Riazor silbó y llegó la reacción desde el banquillo dando entrada a Jaime, Antoñito y Svensson. El equipo sentía los nervios y por delante quedaban todavía quince minutos que iban a ser eternos si no llegaba el cuarto.

https://twitter.com/quincemil15000/status/1575216798223548416?s=20&t=okN8r14XrjR8r-becJyG-A

El Talavera colgaba balones que generaban nerviosismo en la grada ante lo atenazados que estaban los jugadores blanquiazules. Los visitantes tuvieron una falta peligrosa que finalizó con un remate de cabeza que se marchaba a la parte superior de la red. Por delante quedaban tres minutos más descuento.

Olabe, mucho más entonado en la segunda mitad, recibió una falta en el centro del campo que permitió al Dépor tomar oxígeno. Tuvo tiempo el Talavera de llegar y un gran corte de Antoñito dentro del área evitó el desastre. El colegiado añadía seis largos minutos de sufrimiento. El equipo aguantó y no sufrió en exceso en ese añadido y logró retener tres importantes puntos en lo clasificatorio que sin embargo no alejan la preocupación instalada en el deportivismo.

Deporte