El Español
Actualidad
|
A Coruña

Vecinos de Os Mallos y Agra del Orzán de A Coruña alertan de nuevos okupas problemáticos

Os Mallos y el Agra do Orzán, además de A Zapateira, reclaman medidas y Ciudadanos urge el Plan de protección de convivencia y seguridad vecinal
Calle José Baldomir, donde está una de las casas ocupa del Agra del Orzán
Calle José Baldomir, donde está una de las casas ocupa del Agra del Orzán
Ofrecido por:

Las ocupaciones ilegales de viviendas en A Coruña tienen en vilo a muchos vecinos de la ciudad. Además del sonado caso de las dos casas de lujo de A Zapateira, los barrios del Agra do Orzán y Os Mallos lamentan que en su zona también hay casos que generan "problemas de convivencia".

Los vecinos del Agra do Orzán denunciaban a través de las redes sociales su situación. Una usuaria de Twitter aseguraba que los "usurpadores de viviendas" de la calle José Baldomir están hasta bien entrada la noche con "peleas, gritos y trapicheos". Según esta cuenta, algunos de los okupas ilegales del barrio tiran droga por la ventana o la venden directamente en los pisos y los menores que residen en estas viviendas hacen ruido en la calle hasta tarde.

La red social recoge también las quejas de la usuaria, que asegura que la Asociación Agra do Orzán mantuvo una reunión con el Concello da Coruña el 2 de octubre y que siguen sin respuesta. Además, lamenta que la Policía "nunca viene" y "recuerda" a los responsables del ayuntamiento que los okupas "viven sin suministro de agua, luz enchufada, no respetan el mobiliario urbano y no han respetado las normas de confinamiento".

La concejala de Ciudadanos, Mónica Martínez, denunció que algunos de los vecinos de los barrios coruñeses en los que hay ocupaciones ilegales "viven atemorizados" y aseguró que es "urgente" la puesta en marcha del Plan de protección de convivencia y seguridad vecinal que prepara el Concello da Coruña. Este, junto con una oficia que defienda los derechos de los vecinos que "sufren problemas de convivencia" debido a la presencia de okupas en edificios cercanos, tenía que estar en funcionamiento este primer semestre de 2020 según Ciudadanos. “Queda un mes y las okupaciones se agravan, sin que los vecinos obtengan respuesta”, denuncia Martínez.

La concejala se reunió a principios de semana con representantes de la Asociación de Vecinos de los Mallos, que le comunicaron nuevos casos en dos calles. “Es necesario tener localizado cuál es el tipo de ocupación, diferenciando las ocupaciones delictivas, de las de otras personas que las realizan por razones de necesidad, pero siempre defendiendo que los vecinos tienen derecho a sentirse seguros, la convivencia no puede ponerse en riesgo”, concluye la concelaja de Ciudadanos.

Actualidad