El Español
Actualidad
|
A Coruña

Tras Amelie, Bernardo y Cecilia llegarán las tormentas Daniel, Elsa y Fabien

Todas las tormentas de este año ya tienen nombre: España, Francia y Portugal se asocian para bautizarlas desde hace tres años
15:16 · 15/11/2019

Esta semana A Coruña ha estado en el centro de la actualidad de toda España por la tormenta o borrasca Cecilia, un temporal que ayer jueves provocó destrozos y todo tipo de accidentes en la ciudad de A Coruña y sus alrededores. Cecilia ha llegado unos días después que la tormenta Bernardo y después de que Amelie inaugurase la temporada a principios de noviembre. El resto de tormentas que llegarán ya tienen nombre desde hace muchas semanas.

Todas las tormentas de la temporada

Las tormentas de Europa se dividen entre las del norte y las del sur, y reciben diferentes nombres, siempre de la A a la Z ordenadas cronológicamente. Los nombres del sur de Europa se deciden desde hace unos años entre las agencias meteorológicas de España, Portugal y Francia, de ahí que combinen nombres en estos tres idiomas. Éstas son las tormentas de este año:

  • Amelia
  • Bernardo
  • Cecilia
  • Daniel
  • Elsa
  • Fabien
  • Gloria
  • Herve
  • Inés
  • Jorge
  • Karine
  • Leon
  • Myriam
  • Norberto
  • Odette
  • Prosper
  • Raquel
  • Simon
  • Teresa
  • Valentín
  • Wanda

Los nombres de las tormentas en España, Francia y Portugal se deciden conjuntamente por las agencias de estos tres países, y tienen un acuerdo con el Reino Unido, Irlanda y Holanda para respetar recíprocamente los nombres. Es decir, una tormenta que baja desde el mar del Norte al Cantábrico ya vendría "bautizada" por estos países, y viceversa.

La forma de llamar a las tormentas tiene una gran historia detrás. Tras llevar el nombre del santo del día o letras griegas, durante varias décadas los huracanes, las tormentas y los tifones llevaron nombre exclusivamente de mujer, lo cual generó no pocas protestas. Desde hace unos años los nombres son mixtos. Cuando una tormenta o huracán es especialmente devastador, su nombre se retira permanentemente y no puede volver a ser usado. Así ha pasado con fenómenos como el huracán Katrina (2005), el huracán Mitch (1998) o más recientemente los huracanes Florence y Michael (ambos de 2018).

Actualidad